Como enseñar qué es el respeto a los hijos

Los niños son pequeñas esponjas que lo aprenden todo rápidamente. Desde pequeños imitan la conducta de los padres, por lo que si los padres se muestran respetuosos entre ellos, con el niño y con el mundo que les rodea, les estarán enseñando valores muy importantes a sus hijos.

Enseñar a los niños a respetar

A la hora de educar a nuestros hijos se deberían tener diferentes aspectos en cuenta, lo primero, en mi opinión, es que como padres debemos recordar que los hijos son el espejo de nosotros mismos, ellos aprenden básicamente de lo que ven en casa. Por este motivo, si queremos que los niños aprendan lo que es el respeto, lo primero que hay que hacer es respetarnos a nosotros mismos y al resto de los miembros de la familia. Por lo que valores como tolerancia, autoestima, generosidad y respeto van unidos de la mano.

Pienso que no existe el consejo o fórmula perfecta para conseguir enseñar el respeto a los hijos, ya que cada familia es un mundo, aunque si es cierto que se puede conseguir enseñarlo a través del ejemplo y a través de la paciencia y la tolerancia. Porque el respeto hacia los demás se debería inculcar desde la más tierna infancia. Los niños deben acostumbrarse a ver a sus padres ciertos hábitos de respeto hacia los demás, como por ejemplo arreglarse para recibir una visita, evitar el ruido fuerte para molestar a los vecinos, hablar con respeto a los mayores y a los profesores, hablar con educación a las personas y pedir con respeto las cosas, etc.

También es cierto que ser padres no es fácil, que mantener al niño quieto para no molestar es difícil, que se tiene que tener un alto nivel de paciencia también, pero si queremos que los niños respeten el mundo que les rodea, primero se les tiene que enseñar que es el respeto, sobre todo a los padres, a los hermanos y abuelos, a sus compañeros de clase, a sus amiguitos, a los animales, a las plantas, etc.

A los niños se les puede enseñar el valor de la vida, ya sea un animal, una planta o una persona y se le debe enseñar el respeto por todo ello desde pequeño. Cualquier momento es importante para explicar al niño que no debe pisotear unas flores, que no debe romper un columpio, que debe ceder su sitio si hay otros  niños esperando, que hay que dejar que se sienten las personas mayores en los medios de transporte, dejar pasar primero a los demás, etc.

Pero para conseguir enseñar el respeto a los niños, que antes de los cuatro años puede ser más fácil que a partir de los cinco, una edad en que los niños tienden a rebatir muchas cosas, es poner límites. Los límites son imprescindibles para que el niño aprenda lo que está bien y lo que está mal. En este caso, también sirven los castigos y los premios para que valoren lo que han hecho y, sobre todo, es importante hablar con el pequeño.

Es importante explicarle todas las situaciones que salen en el día a día para que, poco a poco vaya entendiendo cuál debe ser su actitud y respeto hacia los demás. Es necesario fomentar la comunicación y, en el caso de equivocarnos, que lo hacemos muchas veces, es bueno saber pedir perdón al niño para que entienda que los padres también se equivocan, pero que también saben pedir perdón. ¿Qué otros consejos añadirías para fomentar el respeto en los niños?

Fuente | abc.es

Imagen | limaoscarjuliet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...