Enséñales a cepillarse los dientes

enséñales a cepillarse los dientes
Es necesario que los niños conozcan la importancia del cepillado y la higiene bucal, pero hasta que tengan la capacidad de comprenderlo es mejor que propongamos esta actividad como un juego. Los padres debemos encargarnos del cepillado de los dientes de los niños hasta que  cumplan seis años. No obstante, desde los tres años pueden colaborar con el cepillado, para que se acostumbren al hábito diario.

A partir de los seis años se puede cepillar de forma autónoma, incluso si son dientes de leche,  pero siempre supervisado por un adulto. Además de saber las recomendaciones para cepillarles los dientes debes saber como enseñarles a que realicen esta actividad por ellos mismos.

Estos son los pasos para un correcto cepillado y mantener unos dientes sanos:

  1. Cepillarse de la cara externa
    La cara externa de los dientes es la que está en contacto con los labios y es más accesible al cepillado, por ello suele estar en mejor situación que el resto. Pero también son las que más pueden resentirse de un mal cepillado. Por ello enséñale que se debe cepillar todas y cada una de las piezas dentales, iniciando el movimiento en la encía y haciendo un barrido vertical. Ensénales que no deben hacer el movimiento con el cepillo al revés, es decir del extremo del diente hacia la encía.
  2. Cepillarse de la cara interna
    Esta cara es más difícil de limpiar y por ello se le debe poner más esmero, enséñales que debe dedidar más tiempo a esta parte, pues suele descuidarse y la acumulación de sarro puede ser mayor. Esta cara debe cepillarse como la cara externa, pero en la parte posterior del diente, es decir de la encía al borde del diente. Como para los niños esta es la parte del cepillado más compleja debe de quedarle clara la explicación. Díles que pongan especial atención a los huecos entre dientes y dientes y encías. Te aconsejamos que les hagas usar un cepillo con forma anatómica, con un ángulo entre cabezal y mango que ayude al acceso a cada rincón de la boca.
  3. Cepillarse de la cara masticadora
    El cepillado de esta parte encargada de masticar los alimentos es fundamental. Esta zona presenta múltiples surcos y fisuras donde se acumula la placa dental, además es el lugar donde más salen caries. Por ello, esta zona necesita dedicación en su limpieza para eliminar la placa bacteriana y los posibles restos de las comidas. Para efectuar la limpieza debes enseñarle que tiene que apoyar el cepillo sobre esta zona y realizar movimientos circulares de manera que el extremo de las cerdas penetre en las fisuras y surcos de los dientes. Enséñale que debe repetir esta acción con todos los dientes, superiores e inferiores.
  4. Masaje en las encías
    Enséñale que debe completar el cepillado con un masaje en las encías que active la circulación sanguínea, tonifique el tejido y facilite a eliminar los restos de alimentos acumulados. Para realizar el masaje hay que usar el cepillo seco y sin dentrífico. Enséñale que debe apoyar el cepillo sobre las encías con cierta inclinación y realizar leves movimientos de adelante hacia atrás, sin desplazar el cepillo. Deberá de efectuar este masaje en toda la extensión de las encías.

Más información Pediatraldia
Foto stevendepolo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...