Beneficios de los deberes en verano para los niños

¿Los niños tienen que hacer deberes en verano?

Todos los veranos surge exactamente la misma duda entre los padres: ¿mi hijo tiene que hacer deberes o debe disfrutar de un merecido descanso y reponer energías para el próximo curso? Lo cierto es que hay opiniones para todos los gustos ya que se trata de un tema muy controvertido. Uno de los principales argumentos que utilizan padres y educadores para defender que los niños hagan deberes durante los meses de verano es que éstos son necesarios para que afiancen sus conocimientos. Además, una vez empiece el nuevo curso escolar estarán mejor preparados para afrontarlo.

Ahora bien, tanto si estás a favor como en contra, algunos expertos indican que los deberes en verano aportan grandes beneficios para el desarrollo de los más pequeños. Claro que depende en gran medida de qué deberes haga, así como de la forma y el tiempo que les dedique. Estos son los principales beneficios.

  • Como resulta lógico, los deberes les ayudan a los niños a consolidar todo lo que han aprendido durante el curso escolar. No se trata de introducir nuevos conocimientos, sino de afianzar los ya aprendidos.
  • Además, los debes en verano potencian sus habilidades y conocimientos.
  • A esto hay que sumar que si los más pequeños tienen algún retraso en alguna de las materias, por ejemplo inglés o matemáticas, haciendo deberes durante las vacaciones de verano lo tendrán más fácil para no quedarse atrás en el próximo curso.
  • No hay que olvidar que se trata de un hábito muy bueno ya que permite a los niños mantener su rutina.
  • Y, por último, cabe señalar que gracias a los deberes los más pequeños desarrollan aspectos tan importantes como la constancia, la responsabilidad y la disciplina.

En cuanto a cómo debe ser los deberes de verano, lo mejor es que sean diferentes de los que los pequeños hicieron en clase durante el curso escolar. Tienen que mantener una rutina aunque no debe ser 100% estricta. Los padres deben mostrar cierta flexibilidad porque se trata de un periodo vacacional, de forma que los niños no deben sentirse agobiados ni presionados en ningún momento.

Es interesante enfocar los deberes en lo que a los niños les interesa. Si por ejemplo les gustan las ciencias naturales y no los idiomas, se pueden combinar ambas materias.

¿Cuánto tiempo tienen que dedicar a los deberes? Si están en primaria lo ideal es que sean entre 25 y 40 minutos al día.Para finalizar, queremos señalar la importancia de que padres e hijos mantengan una buena comunicación para coordinar actividades de verano.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...