«Ansiedad y apatía» en el 30% de los niños con la «vuelta al cole»

Los niños padecen también el conocido síndrome post-vacacional, los padres podemos hacer mucho por ellos para que retomen la rutina habitual y sea un poco menos costoso recuperar el día a día.

Un 30% de niños tendrá problemas tanto de ansiedad como de apatía en la vuelta al cole.

No es nada nuevo que los padres nos preocupemos ante la llegada del nuevo curso escolar. Los niños, después de estar más de dos meses sin colegio, pueden presentar también, al igual que los mayores, un síndrome post-vacacional que derive en problemas como ansiedad o apatía. No es algo que nos inventemos los padres, de hecho, son los mismos psicólogos los que nos alertan de que estos síntomas son evidentes en tres de cada diez niños en edad escolar. Al menos eso es lo que dicen los psicólogos del Departamento de Salud del Hospital de La Ribera.

Pero además de los síntomas psicológicos, debemos estar alerta de aquellos que se conocen como psicosomáticos, es decir que a causa de un problema psicológico tienen algunos síntomas físicos como por ejemplo: dolores de cabeza (cefaleas), náuseas, vómitos, molestias o dolores abdominales. Al menos, según un informe de este departamento nombrado antes, un 4 por ciento de niños y adolescentes sufrirán algunos de estos síntomas físicos. Pero para ayudarles, las psicólogas de ese hospital no hacen algunas recomendaciones, algunas de ellas ya las conocemos y las intentamos aplicar cada año, pero es bueno recordarlas.

Por ejemplo, uno de los principales problemas en los niños en verano es que se levantan tarde, por lo que el horario es uno de los factores que debemos ir reincorporando a su rutina, es decir, cada día deben, poco a poco levantarse más temprano. También es cierto, qu elos padres jugamos un papel fundamental en esta etapa de los pequeños. Debemos acompañar estos cambios con mensajes positivos a los pequeños intentando hacer que recuperen el entusiasmo y la ilusión por empezar el curso. Por ejemplo , podemos dejar que nos ayude a preparar todo el material escolar de manera que le haga ilusión empezar a utilizarlo.

Pero además, podemos plantear excursiones, salidas y actividades familiares que ilusionen al niño a recuperar la rutina del día a día. Los padres deben transmitir a los pequeños mensajes positivos sobre las rutinas que empezamos, sobre el nuevo ciclo que se inicia, sobre los compañeros y amigos que vuelve a ver de nuevo, etc. Es importante, que hacia finales de agosto, los padres ya se pongan las pilas y vayan hablando al pequeños de lo que va a tocar en poco tiempo y de que vayan adaptando los horarios para que cuando el niño empiece el colegio, no tenga excesivos problemas para levantarse. ¿Que consejos nos darías para ayudar a los niños a empezar con ilusión el nuevo curso?

Fuente | abc.es

Foto | guy schmidt en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...