Abuelos canguro

Los abuelos son muchas veces los encargados de educar y llevar el día a día de sus nietos ya que los padres no tienen tiempo debido al trabajo. En este artículo nos preguntamos qué ocurre entre estos nietos y sus abuelos y dónde están los límites. ¿Están los abuelos obligados a encargarse de sus nietos? ¿O los padres deben de disminuir la presión? Si quieres saber cómo actuar si estás en esta situación, sigue leyendo.

Muchas veces los abuelos ejercen de canguros de sus nietos

Muchas veces los abuelos ejercen de canguros de sus nietos

Muchos son los padres y madres trabajadores que no encuentran la manera de poder compartir su tiempo con los hijos a la vez que desarrollarse en el trabajo. Criar a un niño requiere mucho tiempo y no todos los padres gozan de ese privilegio. Entre las opciones que se les plantean son las guarderías, las niñeras… y los abuelos. Desde un tiempo a esta parte el fenómeno de los abuelos-canguro se está conviertiendo en una práctica social de lo más extendida. Los padres prefieren dejar a sus hijos al cuidado de los ancianos antes que pagar por que los cuiden unos extraños. Una opción cómoda y barata. Pero ¿qué hay de esos niños y de esos abuelos? ¿Dónde se encuentran los límites?

Muchos abuelos ejercen de padres a tiempo completo: llevan a los niños al cole, les hacen la comida, los recogen, los llevan al parque, les duchan, etc. Hay veces en que los padres no encuentran plaza en guarderías públicas y no pueden costearse una privada. Otras veces prefieren esperar un poco antes de escolarizar a los hijos. Es bueno siempre tener a alguien cerca que te ayude y suelen ser los abuelos aquellos que más arriman el hombro. La parte positiva de este fenómeno son los vínculos tan fuertes que se establecen entre nietos y abuelos. Los niños aprenden a respetar y a valorar a sus mayores. Por otro lado, los abuelos pueden recuperar parte del tiempo perdido con sus propios hijos. También es una buena forma de conocer y adaptarse a los nuevos tiempos, ya que no solo los niños pueden aprender de sus abuelos, éstos también lo harán a través de las nuevas generaciones.

Pero también existen aspectos negativos a considerar. Piensa que los abuelos no son niñeras y que su estado físico no es el de una persona adulta (dolores, cansacio, cataratas, entre tantas otras cosillas…). La vejez comporta sus achaques y necesita de su tiempo de reposo, por lo que sobrecargar demasiado a los ancianos con responsabilidades y esfuerzo físico es a veces un riesgo. Los niños necesitan sentir que sus padres les profesan la atención que merecen, por eso es importante no dejar todo en manos de los abuelos sino buscar un momento del día ques sea exclusivo entre padres e hijos. De esta forma se evitarán futuros sentimientos de culpa por parte de los progenitores.

Nietos y abuelos refuerzan sus vínculos conviviendo juntos

Nietos y abuelos refuerzan sus vínculos conviviendo juntos

Respondiendo a la pregunta que nos hacíamos al inicio, los límites deben establecerlos en todo momento los abuelos. Si cuidan a sus nietos de buena gana, se sienten realizados y contentos y no les supone riesgos para su salud… ¿por qué no? Otra consideración merecen los casos en los que los padres exigen demasiado y los abuelos se ven superados por la situación. Si tú eres uno de esos padres, piensa que los mayores ya cumplieron con todas sus obligaciones cuando tenían tu edad y que ahora les toca descansar y disfrutar de su tiempo libre como quizá quieras hacerlo tú en un futuro.

Abuelo y nieto por rahego

Foto familiar por Azure elixir

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...