5 pautas para evitar el bullying en los niños

Es muy importante saber cómo prevenir el bullying, tanto de los que lo hacen como de los que lo sufren.

Por desgracia, el bullying es un problema al que muchos niños se enfrentan a diario. Mirar para otro lado no sirve absolutamente de nada, de forma que lo que deben hacer los adultos es tomar acción. Lo primero a tener en cuenta es que, al contrario de lo que muchas personas creen, el acoso escolar no sucede sólo en adolescentes, sino que también niños de edades muy tempranas lo sufren.

Se suele hablar de cómo abordar el tema del bullying si son nuestros hijos los que lo sufren. Sin embargo, también es importante saber qué es lo que tenemos que hacer como padres para que nuestros hijos no acosen a sus compañeros.

Niño acosador: ¿Qué se esconde detrás?

Según explican los expertos en psicología infantil, cuando un niño se convierte en acosador, en la mayoría de casos se debe a que no es capaz de tolerar la frustración.

Además, no muestra empatía por los demás y necesita sentirse en situación de superioridad. Un rasgo que caracteriza a estos niños es que les cuesta mucho identificar y gestionar las emociones, tanto propias como ajenas.

Aunque no tiene porqué ser así en todos los casos, muchos niños se convierten en acosadores porque en su casa no les han puesto normas y límites.

Los valores y principios deben cultivarse en casa, así que los padres tenemos un papel muy importante para evitar que nuestros hijos hagan bullying. Tenemos la obligación de trabajar y corregir cualquier conducta negativa y, por supuesto, de educarles correctamente para que sepan lo que está bien, y lo que está mal.

¿Cómo evitar que nuestros hijos hagan bullying?

Desde The English Montessori School (TEMS) dan algunas claves para evitar que los niños y jóvenes acosen de alguna manera a sus compañeros.

La comunicación es muy importante, y debemos trabajar en ella desde que nuestros hijos son muy pequeños. Todos los días tenemos que dedicar tiempo a escuchar lo que tienen que contarnos. Sólo así vamos a poder detectar posibles conflictos con sus compañeros o faltas de empatía por su parte a tiempo. De lo contrario, cuando nos demos cuenta de que algo va mal, podría ser tarde.

Muchas veces, los niños, sobre todo cuando son pequeños, no tienen claro cómo deben comportarse con otras personas. Tenemos que enseñarles a diferenciar los límites y educarles para que sean respetuosos y amables.

Es normal que los niños y jóvenes tengan peleas, incluso con sus amigos. Por este motivo es tan importante que en casa les enseñemos cómo deben enfrentarse a los conflictos y qué hacer para resolverlos a través del diálogo. Además, es necesario que conozcan el valor de la amistad para que no sean manipuladores ni desagradables con las personas de su entorno.

Educar a los niños en valores de respeto, empatía y diversidad es algo muy importante. A veces los más pequeños prestan demasiada atención a los aspectos de otras personas que creen que son distintos. Por esta razón, tenemos que trabajar a diario para educarles en una sociedad inclusiva.

Y, por último, no debemos olvidar que los adultos somos el mejor ejemplo de los niños. Todo lo que escuchan y ven les afecta mucho más de lo que creemos. Debemos tener mucho cuidado con las bromas y comentarios que hacemos sobre determinados temas. Los apodos y las burlas están estrictamente prohibidos, por pequeños o graciosos que resulten.

Cada niño es un mundo, y para algunos es más difícil gestionar sus emociones y regular su comportamiento. Algunos niños intimidan a sus compañeros porque ellos mismos se están enfrentando a situaciones complicadas. En estos casos, además del trabajo y la educación en casa, los más pequeños necesitan un apoyo emocional extra, que suele venir dado por el centro educativo donde estudian.

De cualquier modo, y para evitar cualquier situación de bullying, es esencial que padres y docentes aceptemos nuestro papel individual. Es muy importante que los niños se sientan valorados y seguros desde que son pequeños. Tenemos que mostrarles nuestro apoyo continuamente para que sepan enfrentarse a cualquier situación y comportarse con otras personas.

La prevención del abuso escolar comienza en casa, así que no dudes en darle a tu hijo una crianza asertiva desde el punto de vista emocional.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...