Flying Fairy, una hada voladora regalo estrella de la Navidad 2013

Flying Fairy es una pequeña hada voladora que se encuentra agotada en estos momentos en cualquier establecimiento, encontrar una para encargarla a los Reyes Magos puede ser misión imposible.

Las nuevas tecnologías permiten hacer cada vez, juguetes más sofisticados y que se acercan bastante a la imaginación de los niños, algo que ha sucedido con Flying Fairy, una simpática hada voladora de la marca de juguetes Bizak. Este juguete está suponiendo el regalo estrella de la Navidad 2013, tanto es así, que si no hiciste el encargo para Papá Noel o los Reyes Magos a tiempo, no la encontrarás, ni siquiera por Internet, aunque con algunos matices, es decir, hay quien la vende por un precio bastante mayor que el precio de venta de salida. Esto es algo que me recuerda a las muñecas Monster High cuando salieron a la venta y que en esta época navideña era casi imposible encontrarlas en las tiendas y los padres recurrían a Internet para conseguirla, al precio que fuese.

Y es que esta simpática hada voladora está agotada de todos los estantes de las jugueterías, aún siendo una muñeca que cuesta alrededor de los 55 euros, dependiendo del establecimiento. La cuestión, es que esta hada voladora es un juguete, a mi parecer, bastante delicado, es decir, hay quien hizo el encargo a tiempo, el regalo llegó con Papá Noel y resulta que o no funciona o solo ha funcionado un ratito. Cosas de la vida, pero que tiene su inconveniente, como por ejemplo explicarle a tu hija que su pequeña y delicada hada voladora ha tenido que ser llevada al taller de Papá Noel, pero que no se sabe cuando regresará a casa. Con todo esto, quiero ir a parar a que este juguete no es apto para todas las edades, ya que si las dejáis en manos de niños pequeños, probablemente sus vuelos sean escasos.

Esto es porque cuando el hada voladora emprende el vuelo, no se sabe muy bien donde irá a parar por lo que debes tener algunas consideraciones con ella:

  • No dejes que se de contra la pared, ya que interrumpirá su vuelo y posiblemente acabe en el suelo.
  • Evita que se acerque a tu pelo, ya que sus halas vuelan muy rápido y se enredarán con suma rapidez y probablemente os haga pasar un mal rato.
  • No la cojas con la mano para que emprenda el vuelo, debes ponerla siempre en la base para comenzar su vuelo.

Es decir, que para usar este juguete hay que tener un poco de responsabilidad para evitar que se rompa, porque se puede romper. Mi consejo, es que se use encima de una cama o donde haya una alfombra mullida que evite que las halas den contra el suelo, sería una forma de evitarle golpes a las alas.

Pero pienso que lo más importante es que la uses con cabeza y sumo cuidado, intenta siempre que tenga un lugar donde pueda aterrizar sin golpes y, sobre todo, evitando que se de contra las paredes, porque puede salir disparada. En mi opinión, pese a todas estas pequeñas peculiaridades, pienso que es un juguete muy curioso y divertido, incluso diría que mágico que puede hacer volar la imaginación de muchos niños. ¿Os habéis encontrado con la situación de que no funcione o que se haya roto en las primeras horas de juego? ¿Qué le ha parecido a vuestros hijos jugar con una hada que vuela de forma tan ‘mágica’?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...