Cómo tratar con niños problemáticos en el cole

Cuando un niño se comporta mal en el colegio hay que evitar ridiculizarle o faltarle al respeto y hay que avisar a los padres para que tanto desde casa como desde el colegio se le ayude a corregir esa conducta incentivando una actitud más positiva.

Cómo tratar con niños problemáticos en el cole

Los niños problemáticos que suelen romper la armonía en las aulas y que suelen poner en jaque a los maestros o cuidadores, deben ser tratados, aunque su comportamiento no sea el adecuado, con respeto. Un niño que pega, que no hace caso y que va a la suya, no debe recibir un castigo que lo ridiculice o que le baje aún más la autoestima. Pienso que los niños problemáticos deben comprender lo que significa el respeto hacia los demás con el ejemplo y si se les castiga ridiculizándolos o faltándoles al respeto lo único que se consigue es que se enfade todavía más y que su rabia con su entorno aumente.

El primer paso, a mi parecer, es hablar directamente con los padres sobre esta actitud del niño en el centro escolar, para que desde casa, los padres puedan hablar y ayudar a su hijo a corregir esa mala conducta que no le beneficia ni a él ni a los niños que le rodean. De todas formas, cuando un niño presenta problemas en el colegio es porque está sufriendo alguna problemática en casa, por lo que si hay quejas en el centro escolar de una mala actitud del niño en el colegio, mi recomendación es que si los padres no ven la manera de actuar o de abordar el problema acudan a un especialista cuanto antes.

Cabe recordar que los niños menores de seis años que tienen problemas de conducta son más fáciles de ayudar y es más fácil conseguir que cambien su comportamiento. Pasados los seis años, se complica más. Así pues, desde la escuela se debe avisar a los padres y estos deben tomar medidas. Las medidas que pueden tomar los padres, a parte de que consideren o no asistir a un especialista, pasan por no centrarse solo en la mala conducta de su hijo. Es decir, los niños que se portan mal, en algún momento también se portan bien, reconocer esos momentos es muy importante para incentivar que el niño tenga una buena conducta.

Me parece interesante la opinión de Fernández Parra, psicólogo clínico, quien aconseja que los padres, y en ello incluiría también a los maestros, deben dar suma importancia a las buenas acciones. Es decir, si el niño se porta mal, trae malas notas o no hace sus tareas, los padres estarán muy atentos y críticos con el niño porque no actúa correctamente. El niño, con esa actitud consigue tener la atención de todos: padres y maestros. Si se porta bien o trae buenas notas, muchos padres solo dicen: ‘muy bien’, pero poco más, y la atención que le prestan a su hijo es inferior a la de su mal comportamiento.

Por lo tanto, en el aula el maestro debe compensar el buen comportamiento e incentivar al niño con privilegios si se porta bien, no solo estar atento al niño porque se porta mal. En casa, es exactamente lo mismo, si queremos que un niño se de cuenta de lo importante que es portarse bien, los padres deben conseguir que el  niño se sienta muy orgulloso de su buen comportamiento. Así pues, si un niño tiene problemas de comportamiento en el colegio, se tiene que buscar la raíz del problema y ayudarle a corregirlo, respetándole e incentivando en él una actitud más positiva y de respeto hacia los demás.

Imagen | makelessnoise

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...