Cómo estimular la capacidad de concentración de tu hijo

Para que un niño pueda concentrarse se debe estimular esa concentración desde pequeños motivándolos, entre otras cosas, a realizar juegos que les ayuden a centrar su atención, pero hay muchas otras medidas que los padres pueden adoptar para ayudarles.

Estimular la capacidad de concentración de tu hijo

La capacidad de concentración de un niño es algo que debe estimularse desde que el bebé nace. Desde un primer momento los padres pueden comunicarse con sus bebés a través de los estímulos, la mirada, la voz, los colores, etc. Además, para que un niño aprenda a concentrarse requiere que aprenda a saber escuchar, debe aprender unas rutinas, debe tener una alimentación saludable, etc. Todo esto se puede hacer desde que nace el bebé. Una vez van creciendo se debe tener en cuenta de que los niños menores de dos o tres años es muy difícil que puedan concentrarse, ya que esta habilidad se adquiere a partir de esta edad, antes es difícil entre otras cosas porque el pequeño recibe muchos estímulos y es habitual que no esté demasiado tiempo dedicado a un solo juego, irá cambiando con bastante frecuencia porque su interés y su curiosidad variarán en función de los estímulos que reciba.

Así pues, a la edad de tres años, cuando los niños comienzan Educación Infantil, ya está preparados para que los padres adopten algunas medidas que pueden ayudar a sus hijos a concentrarse. Cabe mencionar, y esto lo comento porque lo veo en muchos niños que desde el cochecito ya van con los móviles de papá o mamá en la mano jugando, que las nuevas tecnologías, pese a que resulta bastante gracioso ver a un niño de dos años lo bien que se las apaña sabiendo donde están sus juegos o como interacciona con el ordenador, la Tablet o el móvil, son un instrumentos que lo que hacen es que el niño haga demasiadas cosas a la vez y no se concentre en una determinada, por lo que beneficia poco en el estímulo de su capacidad de concentración. Además, que los niños dediquen demasiadas horas a este tipo de juegos  evita que se apliquen en otros más de su edad que les estimulan el aprendizaje, la creatividad, la imaginación, etc.

Un tipo de juegos que les ayudan a centrarse en una sola actividad y que les puede ayudar a estimular su capacidad de concentración son los juegos de mesa, los juegos de cartas, juegos de pintar (que a su vez les puede ayudar a aprender a trazar bien las líneas cuando tengan que empezar a escribir), escuchar cuentos, leer, aprenderse canciones de memoria y un largo etc. Algunos juegos que suele gustarles muchos son el ‘UNO‘, un juego muy popular de cartas, el ajedrez, hacer puzzles y juegos numéricos que requieren de cierta concentración. Todo aquello que implique que el niño debe estar un tiempo dedicado a una sola cosa puede ayudarle a estimular su capacidad de concentración.

Pero para conseguir que un niño tenga la capacidad de concentración en el momento en qué lo necesita, como puede ser cuando ya han empezado el colegio y necesiten seguir el ritmo de la clase, cuando tengan que empezar a enfrentar se a los primeros exámenes o incluso para hacer los deberes. En todos estos casos los padres pueden tener en cuenta algunas medidas que los puede ayudar bastante:

Alimentación saludable

Esto es imprescriptible, si queremos que un niño rinda y pueda concentrarse necesita comer bien, recuperar la energía y tener una alimentación sana, equilibrada y nutritiva. Un niño en edad de aprendizaje debe comer cada cuatro o cinco horas por lo menos. Además, los padres debemos hacer especial hincapié en el desayuno, esto lo recomiendan todos los especialistas, pero cabe recordar que el niño ha pasado varias horas en ayuno y para ir al colegio debe recuperar energías con un desayuno completo. El tentempié de media mañana debe ser también nutritivo, evitando la bollería industrial, para que recuperen las fuerzas y la energía a media mañana.

Dormir bien

Las horas de descanso de un niño son esenciales si queremos que se concentre adecuadamente, sobre todo si en el colegio debe concentrarse y trabajar. Es importante puntualizar que a partir de Primaria los niños trabajan mucho en el colegio, por ello es necesario que hayan dormido las horas suficientes. Los especialistas suelen recomendar una media de once a catorce horas hasta los diez años aproximadamente. A partir de los diez estas horas bajan porque no necesitan dormir tanto para rendir al día siguiente.

Las rutinas

En el tema de las rutinas hemos hecho hincapié muchas veces y en temas muy diversos, pero en el tema de la concentración se diría que también tienen mucha importancia. Un niño necesita rutinas para tener seguridad, para ayudarle a organizarse y para ayudarle a desarrollarse, entre otras cosas. Un niño con unas rutinas establecidas, tendrá seguridad y orden y esto le ayudará a concentrarse mejor.

La hora de los deberes

Por otro lado, cuando los niños están haciendo los deberes y los padres queremos que se puedan concentrar, se debe preparar un sitio de la casa donde el pequeño tenga la tranquilidad de trabajar sin distracciones, sin ruidos, con una luz adecuada y que pueda sentarse cómodamente. Algunos expertos aluden al tema de que los niños deben sentarse bien para poder concentrarse. Una mala postura pueda dar lugar a dolores de espalda que, además de perjudicarles por estar en crecimiento, les puede desconcentrar fácilmente y puede ser motivo, incluso, de que no hagan buena letra.

Conclusión

En definitiva, para que un niño pequeño menor de diez años se concentre en algo determinado los padres deben enseñarle a concentrarse poniendo en sus manos todas las medidas posibles. Además de todo ello, se debe conseguir que el niño tenga motivación que le ayude  a prestar la atención a lo que está haciendo. Sin interés no es posible conseguir que se dedique a algo determinado durante demasiado tiempo. Aparte de poner al alcance del niño todas las medidas propuestas antes hay que tener en cuenta que con los juegos los niños aprenden muchas cualidades.

En general, todos aquellos juegos que requieran del niño un mínimo de atención para poder llevar a cabo el juego son buenos para estimular momentos de concentración. Cómo veis, si desde casa les damos las herramientas para que su aprendizaje sea bueno, podremos conseguir que el niño se concentre y trabaje en clase ayudándolo a tener un buen rendimiento escolar. ¿Qué otros consejos añadiríais para estimular la concentración de los hijos?

Imagen | stkie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...