Los bebés y los niños pequeños son muy vulnerables a las mordeduras de los perros

Un estudio estadounidense muestra que bebés y niños pequeños son muy vulnerables a las mordeduras de los perros, siendo el segundo grupo de edad que más accidentes de este tipo sufre. Los niños menores de dos años están aprendiendo a interactuar con las mascotas, por esta razón no detectan esas señales que advierten que los perros se sienten amenazados o están irritados, lo que aumenta el riesgo de que puedan sufrir una mordedura.

Mordedura de perro en los niños

Según un estudio realizado por expertos del Hospital Infantil de los Ángeles (California, Estados Unidos), bebés y niños pequeños son muy vulnerables a las mordeduras de los perros, así se demuestra por el gran número de niños de hasta dos años que son atendidos en los centros de urgencias del país por sufrir la mordedura de un perro.

Según los datos, alrededor de un 37% de los hogares estadounidenses tienen un perro, lo que según el volumen poblacional, equivale a unos 70 millones de perros en todo el país. Cada año se producen unos cinco millones de casos de personas que han sufrido mordeduras de perro, de ellos, nada menos que la mitad corresponde a niños. Los expertos comentan que los niños de hasta dos años son demasiado pequeños para saber cómo interactuar con estos animales de compañía, de ahí que sean el grupo de mayor riesgo.

Aunque los perros son miembros importantes de la familia para muchas personas y se consideran buenos y apacibles, los investigadores explican que no hay que olvidar que son perros, animales que en ocasiones se mueven por instinto y, por tanto, pueden ser un riesgo potencial de lesiones para los niños. Para analizar qué grupo de edad era el de mayor riesgo, así como determinar otras características de este tipo de accidentes), los expertos analizaron 7.912 casos de mordeduras de perro en menores de 17 años, registradas entre el año 2007 y el año 2014 en el National Trauma Data Bank, organismo que se encarga de compilar información sobre lesiones traumáticas en Estados Unidos.

El análisis determinó que un 84% de estos accidentes se produjo en el hogar, un 34% fue sufrido por niños de entre 6 y 12 años y un 30% por niños menores de dos años. Algo más de la mitad de las mordeduras se produjeron en la cara, aunque también es cierto que el 80% de los casos se consideraron lesiones menores. Un dato a tener en cuenta, las niñas fueron las que más mordeduras recibieron, sin embargo, las mordeduras más graves las sufrieron los niños.

A los expertos les sorprendió, en principio, la prevalencia de estas lesiones en los menores de dos años, pero como ya hemos comentado, formularon una teoría lógica que lo explica, los niños están aprendiendo a esas edades a interactuar con las mascotas y es posible que no reconozcan las señales de advertencia de un perro, señales que indican que está listo para morder.

Las familias confían en sus mascotas y es difícil no dejar que los niños pequeños interactúen con los perros, incluso sin la presencia de un adulto, por lo que recomiendan un entrenamiento para las mascotas, ser más precavidos y supervisar a los niños cuando están con los perros. El mensaje que lanzan es claro, todos los perros pueden morder, algo que hay que recordar por muy buenos que se muestren estas mascotas, ya que como hemos comentado, el instinto está ahí y no desaparece nunca, puede estar entrenado o ser muy querido, pero si se le provoca o se siente amenazado, puede terminar mordiendo.

Tener en cuenta estos datos es interesante, sobre todo sabiendo que muchos padres confían en sus animales, adoptar una serie de medidas simples evitará que los niños puedan sufrir este tipo de accidentes, hasta que tengan conocimiento de las señales de alerta y puedan interactuar correctamente con las mascotas. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica BMJ Jourmals.

Foto | Claudio Gennari

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...