¿Es malo dormir boca arriba si estás embarazada?

En el último trimestre de gestación, uno de los principales problemas es la incomodidad para dormir. El peso y tamaño de la barriga entorpece muchas posturas. Mira cuál debes evitar.

Posturas para dormir mejor en el embarazo

Las molestias de un embarazo varían según avanzan los meses de gestación. Al inicio son las náuseas las que más aquejan a la mujer, pero con el tiempo pueden presentarse problemas digestivos, acidez, calambres en las piernas, presión en la vejiga, estreñimiento, hemorroides y otra serie de síntomas que atentan contra el bienestar de la futura mamá.

La «ventaja», es que todos ellos signos se van controlando conforme pasan los días, pero si hay uno que resulta difícil de sobrellevar, es la incomodidad para dormir. Mientras más grande es la barriga, más complejo resulta conseguir la posición correcta para descansar, sin molestar al bebé. Algunas mamás se preguntan si es recomendable dormir boca arriba, pero parece que no. Al menos no durante el último trimestre.

Riesgos de dormir boca arriba durante el embarazo

Los médicos recomiendan no dormir boca arriba por los riesgos que esto acarrea. Por un lado se inquieta el bebé y se incrementa su frecuencia cardíaca. Por el otro, la vena cava inferior de la mamá, encargada de devolver la sangre de la parte baja del cuerpo al corazón, es presionada por el peso del útero (unos tres o cuatro kilos), entorpeciendo este importante proceso del organismo.

Además, se obstaculiza el flujo de la sangre hacia la placenta, se intensifican las afecciones digestivas y los dolores de la espalda se tornan más fuertes. Como si fuera poco, la mujer puede presentar dificultad para respirar y mareos. ¿Qué se debe hacer? Buscar posturas reconfortantes y seguras.

¿Cuál es la posición indicada para dormir en el embarazo?

La mayorías de los especialistas sugieren dormir de lado, específicamente el izquierdo, porque favorece la circulación sanguínea y garantiza la «llegada» de nutrientes y oxigeno al niño. Adicionalmente, permite que la madre tenga una mejor eliminación de líquido, evitando la preocupante hinchazón de las piernas.

Se aconseja que las madres primerizas se documenten sobre todos los inconvenientes que tendrán para dormir. Si no están acostumbradas a acostarse sobre el costado izquierdo, pueden irse entrenando desde el inicio del embarazo, para que no les resulte tan molesto.

Hay que tener presente que mientras menos tiempo falte para el alumbramiento, mayores serán las molestias a la hora de procurar el descanso. Es casi imposible tener una noche plácida porque la emotividad aumenta y la ansiedad se hacen presentes. No obstante, debe prevalecer la calma.

Sugerencias para el último trimestre de embarazo

Las almohadas, almohadones y cojines constituyen grandes aliados para dormir. De medio lado, con tu cabeza sobre tres almohadas, tu cuerpo quedara semi-levantado y sentirás más comodidad. Si lo consideras pertinente, compra una almohada diseñada especialmente para embarazadas. En las tiendas pre-mamá y de bebés puedes conseguirla. También en diversas páginas web.

Es importante cuidar la alimentación. No se deben ingerir comidas pesadas, con cafeína o con abundante líquido. Evita el estrés, las angustias y los temores. Practica rutinas de relajación, escucha música suave y-sobre todo-piensa en lo maravilloso que será tu bebé. Ahora, si quieres saber más sobre la mejor postura para dormir en el embarazo, pincha aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...