¿Cómo educar en valores a los niños? Consejos prácticos para padres

Los niños tienen que entender cada situación

Cuando a muchos padres nos preguntan qué queremos que sean nuestros hijos de mayores, respondemos que felices y buenas personas. Es así de simple. Pero, ¿qué podemos hacer para educar a los niños en valores? Aunque esto es muy importante en cualquier etapa de la vida, sobra especial relevancia cuando los niños son pequeños. Los valores hacen que las personas tomemos las decisiones más adecuadas, sin dañarnos a nosotros mismos ni a las personas que nos rodean.

Aunque parezca algo fácil, lo cierto es que no lo es. Y es que, para educar a nuestros hijos en valores no es ni mucho menos suficiente con transmitirles conocimientos de una manera teórica. Es una cuestión de actitud, y nosotros debemos ser su modelo a seguir. Por supuesto, tenemos que adaptarnos a las necesidades y a la personalidad de cada niño para desarrollar la sensibilización, la empatía y la autoestima. La capacidad de adaptación es clave porque no hay dos niños iguales.

Una buena forma de educar en valores a los niños es la de leerles historias y cuentos que reflejen los valores que tiene el protagonista. Tienen que ser historias adaptadas a su edad y que encajen con sus gustos. No hay que olvidar que los más pequeños siempre se quieren parecer al protagonista de sus cuentos favoritos. Por lo tanto, si éste lleva a cabo buenas conductas, nuestros hijos querrán imitarlas.

Como resulta lógico, tenemos que dar ejemplo a nuestros hijos. De nada nos sirve decirles que no hay que ser egoístas cuando nosotros lo somos. Predicar con el ejemplo es la principal recomendación. Además, debemos dedicar tiempo de calidad para hablar con los niños sobre valores tan importantes como la responsabilidad, el respeto y la honradez.

Desde muy pequeños tenemos que enseñarles cuáles son los valores que tienen que seguir. Es normal que durante los primeros años de vida no sepan qué es lo correcto y lo incorrecto, y simplemente se dejen llevar por las emociones. Por este motivo es tan importante que nosotros como padres les vayamos instruyendo en determinados valores, siempre con una justificación clara y de forma que los más pequeños comprendan el por qué tienen que ser o comportarse de una determinada forma.

Y, por último, no debemos olvidar lo importante que es prestarles nuestro apoyo. La confianza es algo esencial, y a través de los adultos los más pequeños tienen que recibir la ayuda que necesitan para aprender cómo reaccionar en algunas situaciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...