Los suplementos de aceite de pescado se asocian a una mejor calidad del esperma

Según los resultados de una nueva investigación observacional, los suplementos de aceite de pescado se asocian a una mejor calidad del esperma. Lamentablemente, es un estudio que no se ha diseñado para demostrar causalidad, siendo necesario que se lleve a cabo un ensayo clínico para poder ratificar los resultados obtenidos.

Salud reproductiva

Un estudio observacional realizado por expertos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Utah (Estados Unidos), ha relacionado los suplementos de aceite de pescado con una mejor calidad del esperma y la función testicular en los hombres sanos. Los resultados respaldan los obtenidos en investigaciones anteriores en las que se concluye que tomar suplementos de aceite de pescado que contienen ácidos grasos omega-3, proporciona diferentes beneficios para la salud, incluido el recuento y concentración de espermatozoides.

En la investigación participaron 1.679 hombres sanos de Dinamarca que completaron un cuestionario sobre la dieta y el estilo de vida, incluyendo el consumo de suplementos vitamínicos y aceite de pescado tomados en los últimos tres meses. Los expertos recogieron muestras de sangre y esperma y realizaron un examen físico a todos los participantes para analizar todos los datos y obtener correlaciones.

Los resultados parecen no dejar lugar a dudas, ya que señalan una correlación significativa entre el consumo de suplementos de aceite de pescado y una mayor concentración de espermatozoides, pero también se observó un mayor tamaño testicular y un perfil más saludable de dos hormonas relacionadas con la producción de esperma, recordemos que hace poco hablábamos de un estudio sobre esta relación.

Los investigadores comentan que no se observó ninguna relación con estas mejoras y el consumo de otros suplementos o vitaminas, lo que en cierto modo reafirma las conclusiones obtenidas. Pero como suele ocurrir en muchas investigaciones realizadas sobre el tema, el actual estudio no se diseñó para probar causalidad, pero se hace eco de investigaciones anteriores que llegan a conclusiones similares en hombres con problemas de fertilidad. El paso lógico siguiente sería llevar a cabo un estudio que demostrara la causalidad, lo que facilitaría que el suplemento se introdujera en el sistema sanitario como una medida para mejorar la fertilidad.

Sobre este estudio se han pronunciado otros expertos a través de este artículo publicado en Science Media Centre, donde se sugiere que, si bien la investigación es rigurosa y convincente, sólo genera correlaciones de observación, por lo que se podría establecer cualquier otra causa responsable de la mejora de la calidad del esperma, siendo necesario llevar a cabo un estudio clínico para poder afinar un poco más en las conclusiones. Estos investigadores que han revisado el estudio, reafirman la necesidad de realizar un ensayo clínico aleatorio doble ciego (método científico que se usa para prevenir que los resultados de una investigación puedan estar influidos por el efecto placebo o por el sesgo del observador), antes de poder afirmar con seguridad que el aceite de pescado puede mejorar la función reproductiva en los hombres.

Con un nuevo ensayo clínico como el comentado, se excluiría la posibilidad de que los hombres que toman suplementos de aceite de pescado pueden, simplemente, ser más conscientes de la salud y seguir una mejor alimentación y estilo de vida saludable que llevaría a una mejor calidad seminal, algo que también se ha demostrado en otros estudios. De la revisión realizada del nuevo trabajo sobre aceite de pescado y calidad seminal, los expertos apuntan que pocos hombres tomaban aceite de pescado y ningún otro suplemento, además, tendían a tener un estilo de vida más saludable, lo que no ayuda a determinar si realmente el aceite de pescado es efectivo en la mejora de la calidad de los espermatozoides.

En definitiva, se puede decir que el estudio reafirma que una dieta y estilo de vida saludable mejoran la calidad seminal, con el aceite de pescado se mantendrá la incógnita hasta que no se lleve a cabo un ensayo clínico. Podéis conocer todos los resultados de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica JAMA Network Open.

Foto | Semtrio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...