¿Podría ser el insomnio de los niños heredado de sus padres?

Los padres sufren mucho de insomnio, esta es una de las enfermedades más sonadas en la actualidad y puede que sin querer se la dejen a sus hijos como herencia

¿Pueden los padres dejarle de herencia el insomnio a sus hijos?

Cuidar la salud de los niños no es una tarea fácil, y esto se complica mucho más cuando los infantes padecen enfermedades heredadas, ya que, en muchas ocasiones, estas son más complicadas de tratar. En la actualidad, uno de los problemas de salud más comunes en los niños es el insomnio, por lo que muchos padres se preguntan si este padecimiento pudo haber sido heredado.

Según los estudios recientes, que se han realizado a nivel mundial, por un gran número de profesionales de salud, el insomnio sí puede ser a causa del ADN, aunque las probabilidades de que un bebé sufra esta enfermedad por causa de sus padres no corresponden a un 100%, sino que esto puede variar.

Muchos médicos también han explicado que cuando los bebés heredan este padecimiento, el problema también puede ir desapareciendo mientras el niño va creciendo, siempre y cuando se sigan algunas recomendaciones de los médicos, para realizar ciertos tratamientos que puedan ser efectivos.

Por si desconoces el concepto de este término, el insomnio se refiere a la dificultad para dormir, en algunos casos para conciliar el sueño o en otros casos para mantenerlo durante el tiempo que debería. Este padecimiento puede estar presente en personas de cualquier edad, y además de ser heredado, pueden ser muchos factores los que lo causen.

¿Cómo combatir los problemas de insomnio en los niños?

Tal como sucede con un gran número de enfermedades hereditarias, el insomnio se puede combatir, si se siguen las recomendaciones de los expertos. En el presente artículo, te presentamos una serie de consejos, que pueden ser de mucha utilidad para ti, si tienes algún tipo de interés en conocer cómo luchar contra este padecimiento en los infantes:

– Se deben crear hábitos de sueño en los niños. Aunque el insomnio heredado suele ser más complicado que el que se ha manifestado por rutinas desfavorables, también es posible educar el cerebro del niño para que pueda conciliar mejor el sueño, mediante rutinas en las que el bebé pueda dormir en una hora específica, preferiblemente a diario, para que pueda acostumbrarse a ello.

– Hay que tener cuidado con las comidas. Este factor es realmente importante, ya que si los niños cenan demasiado tarde, y en especial si comen alimentos que resulten muy pesados para ellos, les costará mucho más trabajo dormir, por lo que para evitar el insomnio, es recomendable que los padres acostumbren a sus hijos a las cenas ligeras.

– Crear un ambiente en el que el niño pueda dormir, puede facilitarte las cosas. Hacer uso de la creatividad para que los niños duerman es muy importante para combatir problemas de insomnio, entre las mejores estrategias por las que puedes optar, están el leer algún cuento, colocarle música suave y dejar en la cama algún objeto que les guste, para que así quiera estar en la cama mucho tiempo.

– Transmitirles seguridad puede facilitar el proceso considerablemente. Una de las principales causas de insomnio en los niños puede ser algún temor que sientan, y que no en todos los casos cuentan a sus padres, por lo que hablar con ellos antes de dormir, haciéndoles sentir que todo estará bien y que están protegidos, puede hacer que sus mentes estén más tranquilas y concilien el sueño más rápido.

Este proceso requiere paciencia, por lo que no debes desesperarte

Los problemas para conciliar el sueño, en especial cuando son heredados, no terminan de la noche a la mañana, requieren de una gran disciplina por parte de los padres en cuanto a las rutinas, los cambios de hábitos y en algunos casos de tratamientos farmacéuticos que faciliten todo el proceso. Tomando esto en cuenta, debes ser muy paciente si tu hijo padece de insomnio y quieres ayudarlo.

Consecuencias del insomnio

Además, también debes considerar que no todos los organismos son iguales, por lo que no todos los casos para tratar enfermedades, incluyendo esta son iguales, en algunas ocasiones puede que los padecimientos culminen rápidamente, y en otras puede que todo tarde un poco más, por lo que no es bueno presionar a los hijos por causa de frustraciones al no ver resultados inmediatos.

También debes tener en cuenta que aunque el insomnio sea considerado como algún común en la actualidad, requiere de mucha atención y por ende muchos cuidados, no debe tomarse a la ligera, debido a que son muchas las consecuencias, tanto físicas como mentales que a futuro pueden  surgir a raíz de esta enfermedad.

Entre dichas contrariedades está la fatiga constante que puede sentir el infante, que a su vez puede hacer que rinda mucho menos en sus actividades habituales, como la escuela, el deporte o incluso los momentos en los que se encuentra jugando con sus amigos.

El humor del infante también puede ser afectado a causa de este padecimiento, ya que la falta de sueño puede hacer que generalmente se encuentre molesto, triste o incluso bastante inseguro de sí mismo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...