Actimel cuida la salud de padres e hijos

El estado emocional de los padres influye mucho en los hijos. Si los padres están desanimados, cansados o tristes, los niños se darán cuenta y sufrirán por ello. A su edad, es necesario que jueguen y sean felices, pero no pueden obviar el entorno más directo que les rodea. Sus padres son una pieza clave de su vida diaria y su estado de ánimo influye en su desarrollo directo. Por eso,  Actimel ha empezado una curiosa campaña para que los padres se encuentren sanos y en buenas condiciones para así favorecer a sus hijos.

La campaña tiene como título ‘Queridos padres’ y viene a ser como una carta que escribe el hijo a su padre explicándole que está preocupado por su salud ya que no está tan animado o activo como antes. En el spot, mientras suena la canción ‘I’ll Stand By You’ de The Pretenders, aparecen imágenes de niños que observan preocupados a sus padres, ya que están más serios de lo normal, cansados después del trabajo, o agobiados por las exigencias de sus superiores.

Pero lo más llamativo es su estudio. En la página web oficial, se puede encontrar el estudio “Percepción de la realidad de los niños españoles: otra visión de la crisis”, elaborado por Actimel y por el Instituto de Orientación Psicológica EOS. El objetivo primordial es encontrar qué percepción tienen los niños de la crisis y cuáles son sus soluciones. Uno de sus primeros resultados obtenidos a partir de encuestas a muchos niños de entre 6 y 12 años, es que han escuchado la palabra crisis muchas veces. Seguidamente otras palabras son Messi, Ronaldo, Paro, Rajoy e Indignados.

Los niños encuestados creen que han escuchado estas palabras sobre todo en casa, las han pronunciado sus padres, pero también en la televisión, en el colegio, e incluso amigos o compañeros. Además, en los últimos meses, los niños se han dado cuenta de que sus padres están más cansados y preocupados que antes. De modo que el estrés generado por la crisis y el miedo a la mala situación económica provoca un cansancio sobre los adultos que preocupa a los menores.

Según estos niños, los padres se han distanciado en el sentido que ya no quieren jugar, no quieren ir a pasear o al parque, se enfadan o se vuelven más aburridos y menos creativos a la hora de preparar actividades. Pero para ello, los niños creen que sus padres deben alimentarse bien, cumpliendo lo que a ellos se les exige para tener una vida saludable, sonreír, jugar más, dar besos y abrazos. Pero antes que estas simpáticas propuestas, lo que importa más del estudio es la capacidad que tienen los niños para darse cuenta de que algo va mal en su entorno. Es algo que les preocupa y afecta en su sistema de desarrollo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...