Trasplante de útero

El trasplante de útero despierta debate ya que hay quien opina que no es ético y no merece la pena poner en riesgo la vida de una mujer y hay quien opina que para una mujer con problemas de infertilidad tener un hijo es lo más importante en su vida y que merece la pena el riesgo. ¿Tú qué opinas?

¿Se puede medir el deseo de ser madre? ¿Por qué hay quien opina que no es una operación necesaria, ya que un trasplante de útero no es para salvar una vida? El trasplante de útero despierta muchas dudas y también despertará, cuando se ponga en marcha, muchos debates.

¿Se puede medir el deseo de ser madre?

Hay un grupo científicos suecos que quiere poner en práctica esta operación. De momento han seleccionado un número de parejas y están estudiando sus compatibilidades, entre ellas la de Sara y Eva Ottoson, madre e hija, la cual nació con el síndrome de Rokitansky-Küster-Hauser (agenesia vaginal). Ellas no se plantean la cuestión ética, solo entienden que la hija quiere ser madre y la madre quiere que su hija sea feliz y que vea cumplido su sueño.

El trasplante de útero es una técnica que hace años que se estudia como una solución más a la infertilidad. Es una manera de que una mujer pueda satisfacer su deseo de ser madre enfrentándose a las fuerzas de las nuevas tecnologías. Se trata de trasplantar un útero compatible y una vez tiene el hijo, se le quita el útero para evitar problemas con los inmunosupresores a lo largo de su vida. Visto así parece sencillo, pero el debate está servido.

Por un lado están los que opinan que el trasplante se debe hacer sólo cuando una vida corre peligro, ya que los trasplantes conllevan un alto riesgo de rechazo y el paciente debe estar muy vigilado y medicado para evitarlo. En el caso de un trasplante de útero se puede pensar que como la vida de la madre no está en peligro realmente pues no se puede traspasar la línea de la ética para efectuar este tipo de operaciones. Por otro lado están los científicos que están estudiando este tipo de trasplantes y que llevan años haciéndolo. Para ellos la importancia de ser madre en una mujer es alta y merece el riesgo de un trasplante de útero, ya que hay mujeres que realmente necesitan ser madres de su propio hijo y esa necesidad la ven como prioritaria.

Yo me pregunto: ¿Corre peligro la vida del feto si hay un rechazo en la mitad del embarazo? ¿Sólo se le puede trasplantar el útero a una mujer? ¿Habrá algún momento en que se le puede realizar este tipo de trasplante al sexo masculino? ¿Podría un hombre ser madre? Desde luego la tecnología que le espera al futuro de la humanidad es una incógnita, sobre todo porque todos nosotros nos hemos educado en unos valores, pero si esos valores se modifican a lo largo de la línea de la historia, lo que pase unos siglos más adelante, no nos lo podemos ni imaginar.

Foto por footloosiety en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...