Reconocer los síntomas de parto

Algunos síntomas pueden ayudar a la futura mamá a saber cuándo es el momento en que el pequeñín ha decidido salir.

Reconocer los síntomas de parto

Cuando llega el tercer trimestre del embarazo, la futura mamá, sobre todo si es primeriza, comienza a pensar en cómo será el parto y qué síntomas le indicaran que ha llegado la hora de recibir a su pequeñín.  Cuando una mujer ya ha pasado por un parto conoce esas evidencias y las puede reconocer, porque ya las ha sentido antes, pero hay que recordar que cada parto y cada mujer y futuro bebé son diferentes, por ello siempre viene bien recordar cuáles son los síntomas que determinarán si ha llegado la  hora del parto. Realmente, predecir el momento del parto es prácticamente imposible, pero si es cierto que hay síntomas que determinan si es el momento del parto.

El bebé se coloca en la pelvis

Cuando el bebé se está preparando para nacer se suele encaja en la pelvis, es decir desciende para colocarse en posición y esto es lo que se conoce como ‘encajamiento‘. En esos momentos la futura mamá notará que tiene más peso en la zona de la pelvis y probablemente note que respire mejor, ya que el bebé al bajar disminuye la presión que estaba ejerciendo sobre la caja torácica de su mamá.

Expulsión del ‘tapón mucoso

Cuando se llega al final del embarazo se suele expulsar el ‘tapón mucoso‘. Este tapón protege y sella el cuello del útero durante todo el embarazo y se desprende cuando éste llega a su fin. La expulsión de este tapón puede ser evidente o no. Es decir, en ocasiones se desprende un flujo mucoso que puede llegar a pasar inadvertido o puede ser un flujo sanguinolento de color marrón, de color rosa o incluso rojo. El ‘tapón mucoso‘ puede expulsarse unos días antes del parto o puede llegar a expulsarse durante el momento del parto, lo que si está claro es que si la mujer embarazada al final del embarazo expulsa este tapón y se percata de ello, quiere decir que está cerca del momento del parto.

Las primeras contracciones

Las contracciones pueden comenzar durante el último mes de embarazo de forma ocasional, ya que el cuello del útero se va preparando para el momento del parto. A medida que las contracciones se incrementan se podría estar acercando el momento del parto. Para diferenciar estas contracciones irregulares de las verdaderas contracciones de parto, diremos que las contracciones preparto suelen ser ocasionales, suelen doler momentáneamente y se calman con el paseo o cambiando de postura. Cuando estas contracciones se incrementan, se endurece la tripita y suceden cada cinco minutos de forma seguida y durante al menos una hora, es que ha llegado el momento del parto. Pero este no será el único síntoma que nos indicará ese momento.

‘Romper aguas’

Romper aguas‘ es una expresión muy antigua pero muy conocida que se usa cuando se rompe la membrana del saco amniótico, este que ha acogido al pequeñín durante nueve meses y que contiene el líquido amniótico. Esta rotura del saco amniótico no tiene porqué suceder antes de las contracciones, esto va con cada mujer y con cada parto, a veces se rompe mientras se están realizando los trabajos de parto y muchas otras, antes. Lo que está claro es que si se rompe aguas, hay que acudir al hospital ya que el bebé se ha quedado sin el líquido que lo protege. Si se rompe aguas en casa se debe mirar el color del líquido amniótico ya que si es de color amarillento, verdoso o de color marrón se debe comentar al médico porque puede haber sufrimiento fetal o presencia de meconio.

Otros síntomas que nos dan pistas para saber si ha llegado el momento del parto

Además de estos síntomas explicados antes, la mujer embarazada puede percatarse de otros pequeño síntomas que pueden darle pistas de que está llegando el momento del parto. Por ejemplo, pueden haber momentos en que la embarazada sienta calambres o hinchazón en el vientre, puede tener cambios de estado de ánimo, puede tener los pechos más sensibles o hinchados, empieza a tener variaciones en el ritmo del sueño, sensación de abdomen duro, etc.

En qué momento hay que acudir al hospital

Normalmente la planificación de cuándo ir al hospital se prepara con el especialista, ya que el trabajo de parto no deja de ser un trabajo en equipo y la comadrona y el médico irán indicando a la mujer embarazada cuándo debe acudir al hospital, sobre todo si el embarazo es de riesgo. No obstante, hay unos síntomas que indican que se tiene que acudir sin demora. Por ejemplo, si se ‘rompe aguas‘ hay que acudir al hospital, es posible que si es el primer bebé y no se han tenido demasiadas contracciones no haya que correr demasiado, pero hay que ir igualmente porque el bebé se ha quedado sin el líquido que lo protege.

Otro síntoma importante son las contracciones. Es posible que no se rompa aguas, pero que se comiencen a sentir las contracciones, cuando éstas sean rítmicas, cada vez más numerosas y si se suceden cada cinco o diez minutos, entonces hay que acudir al hospital. Otro síntoma que requiere de visita al hospital es si se produce un sangrado o una hemorragia o si durante todo un día no se ha sentido al pequeño, es decir, que durante todo un día no se ha movido o no se ha percibido movimiento alguno. Por último, comentaros que si la mujer se siente mal, con dolores intensos de cabeza, si siente una hinchazón anormal o tiene perdidas de visión, también debe acudir al hospital. Siempre que haya algún síntoma que no se adecue al estado normal, se debe consultar con el especialista.

Imagen | Schwangerschaft

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...