Quedarse embarazada después de los 35 años podría ser positivo para las habilidades mentales

Para muchas mujeres quedar embarazada después de los 35 puede ser un problema, pero esto es totalmente falso

Tus habilidades mentales pueden mejorar si quedas embarazada despues de los 35 años

Cada vez son más las mujeres que deciden tener hijos después de los 30 años. Aunque la mejor edad para llegar a ser mamá, en términos biológicos, es a los 25 años, la verdad es que debido al estilo de vida en la que se vive actualmente, la edad para ser madre se ha ido retrasando.

En el país de España, según datos del INE, la edad más habitual de las madres primerizas es de 32,2 años y un treinta por ciento de las mujeres tiene su primer bebé con más de 35 años.

Ser madre luego de cumplir los 35 años se encuentra relacionado con mayores riesgos en el parto y embarazo, pero no todo esto es negativo. Según un estudio reciente ser madre luego de los 35 años va a favorecer mucho a las habilidades mentales de la nueva mamá.

Las mujeres que dan a luz a su primer hijo pasada esta edad, consiguen mejores resultados en los tests de agudeza mental, de resolución de inconvenientes y de capacidades verbales.

A mayor edad, más complicaciones en el embarazo

Es cada vez más frecuente que las mujeres se conviertan en madres después de los 35 años, una edad en la cual se ha alcanzado cierta estabilidad laboral y socioeconómica que les anima a vivir la experiencia de la maternidad. Pero a partir de esa edad, el reloj biológico ya no es tan preciso y las probabilidades de ser madre van reduciendo.

1 – Desventajas de estar embarazada luego de los 35 años

Ser madre a edades avanzadas elevan las probabilidades de complicaciones en la gestación y el parto, así como de riesgo al aborto y de anomalías cromosómicas en el niño.

Se cree que casi el 30 por ciento de las embarazadas mayores de 35 padece de alguna patología perinatal. Son propensas a desarrollar dificultades en el embarazo, entre ellas las más comunes son la diabetes gestacional, un inconveniente que lleva a graves riesgos para el bebé y la madre, hipertensión, principal causa de sangrado uterino y prematuridad.

Pasados los 35 años también se elevan las probabilidades de tener un parto prematuro (un 9,6% de los partos de mayores de treinta y cinco años son prematuros) y dificultades en el parto como partos instrumentados o cesáreas, con relación a las mujeres de menor edad. Eso, sin aludir un mayor riesgo de que el feto pase por algún tipo de cromosopatía.

2 – Ventajas

No es la primera vez que se atañe la edad avanzada de la madre con algunos beneficios para su salud. En el año 2014 se dio a conocer un estudio que avala que las mujeres que son madres con más de treinta y tres años podrían vivir más tiempo.

Concretamente, que tenían el doble de probabilidades de vivir hasta los noventa y cinco años o incluso más que las mujeres que han tenido sus hijos antes de los 30 años.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...