¿Por qué hay antojos en el embarazo?

Los antojos se deben a cambios hormonales

El embarazo es una etapa muy bonita, pero también guarda grandes secretos de los que en muchos casos desconocemos su origen. Uno de ellos es el de los antojos, y es que hasta la fecha nadie ha conseguido averiguar a ciencia cierta a qué se deben, aunque sí existen diferentes teorías al respecto. El 25% de las mujeres embarazadas asegura que ha tenido algún tipo de antojo durante la gestación.

Hay quienes creen que se deben a una deficiencia nutricional que necesita ser satisfecha de algún modo. Así, si una mujer embarazada tiene antojo de chocolate negro, podría deberse a que no ingiere el magnesio que su organismo necesita. Sin embargo, se trata de una teoría que no toda la comunidad científica. De lo contrario, de existir tal relación, lo más lógico sería que el antojo girara en torno a otros alimentos con mayor contenido en magnesio, como los cacahuetes, los garbanzos o las almendras.

La mayoría de especialistas consideran que los antojos en el embarazo se deben a los cambios hormonales propios de la gestación, que repercuten de forma directa en los sentidos tanto del gusto como del olfato. Esta relación es la teoría más aceptada de todas, y también explica por qué durante la ovulación y la fase pre-menstrual, periodos en los que se dan muchos cambios hormonales, las mujeres también tienen antojos.

Una vez conocido el origen, la pregunta que muchas embarazadas se plantean es la de si deben satisfacer o no sus antojos. Los expertos consideran que no hay nada malo en hacerlo, siempre y cuando sea de forma esporádica. En muchos casos los antojos son de alimentos poco saludables, como por ejemplo los dulces, así que satisfacerlos a diario no es una buena idea. Pero mientras se lleve una dieta saludable y se haga ejercicio, no hay ningún problema.

Por último, cabe señalar que existe la creencia popular de que los hemangiomas en la piel de los bebés se deben a los antojos de la madre durante el embarazo. Pero se trata simplemente de un mito, que no tiene ningún fundamento científico. Ahora bien, algunos estudios han demostrado que los antojos de la madre sí pueden influir en las preferencias de sabor que los bebés desarrollan durante sus primeros años de vida.

En definitiva, tener antojos durante el embarazo es algo completamente normal y frecuente, aunque no se ha hallado ninguna explicación científica que los justifique.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...