Las falsas embarazadas de China

La picaresca en China está a la orden del día, algunas mujeres simulan el embarazo para poder obtener beneficios, como por ejemplo la cesión del asiento en los transportes públicos.

Parece ser que en China se ha disparado la venta de vientres falsos fabricados con silicona que imitan el embarazo, y no se adquieren porque se anhele estar embarazada, por un delirio de maternidad frustrada o como amuleto para lograr la concepción, en realidad los vientres de las falsas embarazadas tienen un único cometido, conseguir un asiento en los transportes públicos del país, sean trenes, autobuses, metros, etc. Aunque también hay que destacar que se obtienen otras ventajas al fingir el embarazo.

Los vientres de silicona son un negocio en auge, las ventas online han hecho hasta ahora su agosto, siendo un negocio muy lucrativo, sobre todo sabiendo que un falso vientre gestacional tiene un coste de entre 300 y 700 yuanes (entre unos 37 y 86 euros). Estas orótesis se comercializan muy bien, dado su precio, posiblemente son adquiridas por mujeres de clase media, ya que para las clases más deprimidas económicamente, el coste representa una verdadera fortuna. Las falsas embarazadas en China han estado disfrutando de privilegios hasta ahora, parece ser que se descubrió a una de estas mujeres que simulan la gestación en el metro de Beijin, la noticia se difundió por las redes sociales y los medios de comunicación, se ha generado indignación, controversia y podemos deducir que se iniciará una caza de brujas. Quizá una mujer que tiene un embarazo deberá demostrar que lo está para que se le ceda el asiento en un transporte público.

En Hunan Big5 nos proporcionan datos sobre la venta de falsos vientres de silicona que imitan muy bien el estado de gestación, se ofrecen diferentes modelos pudiendo elegir el mes de embarazo simulado, incluso se puede imitar a una embarazada de gemelos, trillizos, etc. Como decíamos al principio, no sólo se busca el asiento en los abarrotados transportes públicos, con la simulación del embarazo se pueden conseguir ayudas, dinero y trato preferencial en otros servicios, es una picaresca que pasará factura. En principio estos vientres falsos tenían como cometido simular el embarazo en una representación teatral, para una película, para realizar fotografías de una colección de moda para embarazadas, etc.

Al destaparse el uso que se está dando a estas prótesis, las quejas se han disparado, se habla de que se juega con la solidaridad, el respeto, tratan la situación de burla al mundo del embarazo, incluso se llega a hablar de intentar condenar este comportamiento. El falso vientre ha dañado la imagen de las mujeres chinas que están embarazadas de verdad y posiblemente sufran las consecuencias cuando deban trasladarse utilizando los transportes públicos, cuando soliciten una ayuda, etc.

A través de 20 Minutos podemos conocer el caso de una mujer que viviendo en las afueras de Pekín, decidió adquirir un vientre falso, debía realizar largos desplazamientos diarios en el metro y parece que no quería sufrir todo el trayecto siempre de pie, la solución, simular una gestación. Un problema a la hora de colocar la barriga de silicona hizo que ésta se moviera demasiado y los pasajeros se dieron cuenta del fraude. Lo gracioso es que esta mujer ha llegado a denunciar al fabricante por publicidad engañosa, ya que el falso vientre no logró su cometido.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...