La legislación de Irlanda del Norte sobre el aborto es la más dura de Europa

En Irlanda del Norte una mujer no puede abortar incluso si el embarazo es fruto de una violación o el feto tiene una grave malformación genética, la pena por abortar puede ser cadena perpetua. Esta es una de las razones por las que se considera que su legislación es la más dura de Europa.

Aborto en Irlanda del Norte

Según Amnistía Internacional la legislación de Irlanda del Norte sobre el aborto es la más dura de Europa y necesita urgentemente una reforma. Para que nos hagamos una idea, una mujer que se someta a un aborto ilegal en ese país puede ser condenada a cadena perpetua, y no sólo ella, cualquier persona que le haya ayudado en su cometido.

Esta condena se aplica incluso en el caso de que el embarazo haya sido fruto de una violación o que el futuro bebé pueda tener una grave malformación. Amnistía Internacional no habla de despenalizar el aborto, sólo que se sea más coherente ante los ejemplos citados. Según explica el movimiento global AI, la legislación de Irlanda del Norte sobre el aborto constituye una violación flagrante de las obligaciones internacionales de derechos humanos que incumben a Reino Unido, recordemos que es uno de los países constituyentes del Reino Unido.

Según el informe de AI, los profesionales de la salud temen incluso practicar un aborto legal dada la legislación tan restrictiva, la falta de orientación del departamento de Salud y las penas carcelarias tan severas. Uno de los responsables de Amnistía Internacional comenta que “La draconiana legislación de Irlanda del Norte sobre el aborto es la más dura de Europa. Esta nefasta distinción debería alertar a los políticos”, también explica que “La vergonzosa falta de acción política sobre este asunto crucial ha contribuido a crear un clima de miedo entre la profesión médica. Cada año, cientos de mujeres se ven obligadas a salir de Irlanda del Norte simplemente para acceder a la atención de la salud a la que deberían tener derecho, lo cual no hace sino aumentar el trauma que sufren”.

Ni los políticos ni el departamento de Salud afrontan sus responsabilidades para con las mujeres, se deben publicar las directrices adecuadas para el personal médico que trata directamente estos casos, así mismo, se ha de actuar y poner en marcha cuanto antes una reforma sobre la legislación del aborto. En este sentido, os invitamos a realizar una comparativa de la legislación del aborto en el mundo a través de este artículo que publicamos en Pequelia el año pasado.

Dawn Purvis, director de programas de la clínica Marie Stopes de Irlanda del Norte, explica que la Asamblea de Irlanda del Norte obliga a toda mujer embarazada fruto de una violación o incesto y que quiera abortar, a seguir con el embarazo en contra su voluntad. Para el especialista médico esto es un trato degradante e inhumano, seguro que muchos lectores estarán de acuerdo con estas afirmaciones.

Los políticos tienen que demostrar a través de la legislación que realmente se preocupan por las mujeres y que son valoradas en igualdad de condiciones. Lamentablemente es difícil que la situación cambie por mucho que se denuncie, de momento las mujeres de Irlanda del Norte seguirán siendo ciudadanas de segunda en Reino Unido, es una definición apropiada dadas las diferencias legislativas, estas no deberían darse en un país constituyente del Reino Unido.

Esto provoca que muchas mujeres deban desplazarse de Irlanda del Norte a Londres para poder abortar, desde 1970 se han desplazado más de 59.000 mujeres para poder hacerlo. Os recomendamos leer este informe publicado en Amnistía Internacional para conocer con más detalle la situación de indefensión que sufren las mujeres de Irlanda del Norte.

Foto | Josemanuelerre

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...