La fatiga en el embarazo

La fatiga es uno de los principales síntomas del embarazo. Se produce porque el organismo debe trabajar en exceso para la vida que llevas dentro: aumenta el volumen de sangre, disminuye la capacidad pulmonar, aumenta considerablemente la hormona progesterona, baja el nivel de azúcar en sangre y la presión arterial. Todo ello, si descartamos anemia, podemos aliviarlo con descanso, aumentando horas de sueño, alimentación, bebiendo mucha agua y caminando un poco.

Generalmente durante el primer trimestre del embarazo la futura mamá siente mucha fatiga y necesita dormir y descansar muchas horas, esto es normal. La fatiga no es ni más ni menos que uno de los primeros síntomas del embarazo. La naturaleza es sabia y el cansancio es una forma de comunicación entre tú y tu cuerpo. Piensa que en este período se están formando los órganos principales de tu bebé, con lo cual tu organismo está trabajando muy por encima de su ritmo normal.

La fatiga es uno de los principales síntomas del embarazo.

Una de las causas del cansancio o fatiga y de la necesidad de aumentar las  horas de sueño es la producción en exceso de una hormona imprescindible para el embarazo: la progesterona. Otra causa es que el organismo necesita producir más cantidad de sangre, con lo cual el corazón debe trabajar el doble para generar la sangre suficiente para alimentar al bebé y formarlo. Todo este sobre esfuerzo que hace el organismo para crear una vida conlleva fatiga para la mujer, que debe descansar para que la naturaleza haga su trabajo.

Otra causa de la fatiga en el embarazo es que la cantidad de azúcar en sangre disminuye al igual que la presión arterial, con lo cual la sensación de energía baja considerablemente. También el metabolismo sufre sus cambios: todo lo que entre de comida será procesado para alimentar a dos y en consecuencia, este exceso de trabajo del organismo puede producir también cansancio.El segundo trimestre suele ser más tranquilo en cuanto al tema de la fatiga, pero a partir del tercer trimestre pueden volver de nuevo los síntomas de cansancio, cuando el bebé va cogiendo peso poco a poco. No obstante, por experiencia, el cansancio durante el primer trimestre es especial, es una fatiga que te deja sin fuerzas, que te obliga a sentarte o estirarte y dormir. Es como si tu organismo, se quedara en estado “off” para ti y solo trabajara para el bebé.

Si te sientes excesivamente cansada y este cansancio no desaparece con el descanso y ves que pasan los días y el éste no remite, si te sientes muy débil, estás pálida o notas palpitaciones, debes visitar al médico para establecer unas pautas, vigilar la alimentación y asegurarnos sobre todo de que no haya anemia.

Para disminuir el efecto de la fatiga debemos evitar el estrés, reducir la cantidad de trabajo,  dejarnos cuidar, dormir todas las horas posibles, intentar respirar aire limpio del mar o la montaña, intentar dar pequeños paseos, beber mucha agua (aunque es preferible que antes de dormir no, para evitar levantarte demasiado por las noches) y comer saludablemente. Llevar un bebé dentro es un trabajo considerable que debemos vigilar, cuidar y mimar. Es imprescindible que encuentres momentos para estirarte y descansar todo lo que puedas.

Foto | koadmunkee en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...