La carencia de células madre podría estar asociada a los abortos involuntarios recurrentes

Un grupo de investigadores ha descubierto que la carencia de células madre, podría estar asociada a los abortos involuntarios recurrentes. Las pruebas de la investigación muestran que las mujeres que sufren este problema no tienen células madre en el revestimiento uterino, células necesarias para la regeneración y el buen funcionamiento del útero.

Aborto involuntario

Según una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Warwick (Reino Unido), la carencia de células madre en el revestimiento de la pared uterina podría estar asociada a los abortos involuntarios recurrentes. Según el análisis realizado, el revestimiento de la matriz de aquellas mujeres que sufren abortos de este tipo son defectuosas antes de la concepción, por lo que la maduración del embarazo tiene pocas probabilidades de salir adelante.

Para llegar a esta conclusión, el grupo de expertos analizó muestras del revestimiento uterino de 183 mujeres que estaban siendo tratadas en dos hospitales y una clínica de fertilidad. Las mujeres se dividieron en dos grupos, las que no sufrieron abortos recurrentes y las que sí lo sufrieron, los investigadores determinaron la ausencia de células madre en las muestras de quienes habían sufrido abortos involuntarios recurrentes, algo que no se detectó en el grupo de mujeres que actuó como grupo de control.

Otra consecuencia de la falta de células madre es la aceleración del envejecimiento celular en el revestimiento de las paredes uterinas, en teoría este revestimiento debe renovarse en cada ciclo menstrual, tras un embarazo o tras un aborto, esta capacidad de renovación depende de la población de células madre que reside en las paredes uterinas. Por tanto, la falta de este tipo de células provoca el envejecimiento acelerado de los tejidos. Dicho envejecimiento genera una respuesta inflamatoria en el útero que inicialmente puede facilitar la implantación del embrión, pero hace que sea inviable su desarrollo.

Ahora, conociendo una de las posibles causas del aborto involuntario recurrente, es posible corregir estos defectos antes de que una mujer intente quedarse embarazada de nuevo. Por ello, el próximo paso va a ser investigar cómo mejorar el revestimiento de la pared uterina, sea por tratamiento farmacológico o mediante nuevas pruebas realizadas en el endometrio.

Según explican los investigadores, el aborto involuntario es una de las causas más comunes de la pérdida del embarazo, entre un 15% y un 25% de los embarazos terminan en aborto involuntario. Por otro lado, una de cada 100 mujeres que han tenido un aborto suelen volver a sufrirlo cada vez que intentan quedarse embarazadas. Con este descubrimiento se proporciona esperanza a esas mujeres que padecen este problema y no pueden lograr llevar a término el embrazo.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Warwick, y en este otro publicado en la revista científica Wiley online Library.

Foto | Lunar Caustic

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...