Estas son las 7 cosas prohibidas para embarazadas

Toda la información acerca de cuáles son las cosas que deben evitar las mujeres embarazadas, y así garantizar tanto su salud, como la del bebé.

Estas son las 7 cosas prohibidas para embarazadas

Si quieres disfrutar de un embarazo saludable, hay una serie de cosas que debes evitar, tanto por tu salud como por la del bebé. Es fundamental que asistas a un control médico de manera periódico y lleves una buena alimentación.

Además, siempre y cuando no exista ninguna contraindicación, debes hacer ejercicio físico moderado de forma regular. Más allá de la salud física, también tienes que cuidar la mental, así que tómate el embarazo con calma y cuida tu equilibrio emocional.

¿Qué cosas están prohibidas para embarazadas?

Cuando una mujer está embarazada, hay algunos factores a los que hay que prestar especial atención porque pueden ser muy perjudiciales para salud de la madre y del bebé.

  • Fumar y beber alcohol
  • Viajar sin consentimiento médico
  • Exponerse a altas temperaturas
  • Comer embutidos
  • Estar en contacto con sustancias tóxicas.
  • Masajes drenantes

Fumar y beber alcohol

Existen muchos mitos en torno al hábito de fumar en el embarazo. Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), más del 50% de las mujeres fumadoras continúan con este hábito durante el primer trimestre de gestación. Algo muy peligroso, que puede dar lugar a complicaciones durante el parto y problemas en la salud del bebé.

Del mismo modo, las bebidas alcohólicas están terminantemente prohibidas en el embarazo porque el alcohol llega al feto a través de la placenta. Como consecuencia el bebé puede presentar problemas cognitivos o de crecimiento.

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), todas las mujeres deben evitar el alcohol tanto antes como durante y después del embarazo, incluyendo el periodo de lactancia.

Viajar sin consentimiento médico

A la hora de hacer ejercicio y de viajar durante el periodo de gestación, es muy importante contar con el consentimiento médico. Para realizar cualquier viaje, aunque sea por carretera, es muy recomendable que la mujer embarazada lo consulte con su ginecólogo, sobre todo si se trata de trayectos largos. En líneas generales, el segundo trimestre es el más seguro para viajar, aunque depende de cada caso.

Exponerse a altas temperaturas

En los meses de verano, las mujeres deben tener mucho cuidado con las altas temperaturas, porque provocan vasodilatación y, como consecuencia, mareos y desmayos. Durante el resto del año, es importante evitar los baños con agua muy caliente, así como el uso de la sauna.

Por el contrario, el jacuzzi es muy beneficioso hasta el séptimo mes de embarazo, siempre y cuando los chorros no den directamente en el abdomen y el agua esté templada.

Comer embutidos

Si hay algo con lo que todas las mujeres embarazada deben tener mucho cuidado es con la toxoplasmosis. Se trata de una infección provocada por un parásito que durante la gestación puede producir malformaciones en el feto, e incluso un aborto espontáneo en el primer trimestre.

¿Cómo prevenir la toxoplasmosis? Los médicos recomiendan tomar la carne muy hecha y evitar los embutidos. Por esta misma razón, también es aconsejable lavar muy bien las verduras frescas antes de comerlas y evitar en la medida de lo posible el contacto con gatos.

Estar en contacto con sustancias tóxicas

Aunque no existe ninguna evidencia científica que determine que la exposición a los productos de limpieza y a otras sustancias tóxicas tenga efectos negativos en la salud del bebé y de la madre, muchos ginecólogos recomiendan a las embarazadas no estar en contacto con productos como el amoniaco o los plaguicidas.

Lo mejor es utilizar productos de limpieza formulados con ingredientes naturales. Además, conviene emplear guantes de goma y mascarillas, así como cuidar la ventilación.

Masajes drenantes

Y, por último, aunque los masajes drenantes tienen muchos beneficios para las gestantes, es mejor evitarlos durante el primer trimestre, en el que mayor riesgo de aborto espontáneo existe.

El drenaje linfático es un masaje terapéutico que activa el sistema linfático y funciona muy bien contra la retención de líquidos.

Durante los nueve meses de embarazo, las mujeres no están enfermas, pero sí tienen que saber que hay algunas cosas que no son buenas para el desarrollo del bebé.A modo de conclusión, cabe señalar que quedarse embarazada supone un cambio de 180 grados en la vida de una mujer. Tiene que cuidar la alimentación, mejorar algunos hábitos, y también abandonar aquellos que por alguna razón sean perjudiciales para su salud y la del bebé.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...