El teléfono móvil puede alterar los ciclos de sueño y vigilia del feto

Según una pequeña investigación desarrollada en Estados Unidos, el teléfono móvil puede alterar los ciclos de sueño y vigilia del feto, siempre y cuando el dispositivo esté próximo al vientre materno, por ello se recomienda no llevar el smartphone cerca del vientre durante el embarazo.

Sonidos del teléfono móvil durante el embarazo

Investigadores del Centro Médico Wyckoff Heights (Estados Unidos) han presentado un pequeño estudio en el Congreso de Ginecólogos y Obstetras de Estados Unidos (American Congress of Obstetricians and Gynecologists), en el que se concluye que el teléfono móvil de la futura mamá puede alterar los ciclos de sueño y vigilia del feto. Parece ser que los sonidos o las vibraciones del Smartphone por las llamadas, la recepción de mensajes, etc., provocan en los fetos sobresaltos y perturban el ciclo normal de sueño.

Los expertos han constatado que el uso frecuente del teléfono móvil durante el embarazo no es recomendable, realizan una comparativa con alguien que está durmiendo y al que despiertan cada hora, evidentemente provocará irritación y malestar. En el caso de los futuros bebés estas reacciones se intensificarían trastocando los ciclos de sueño y vigilia.

En esta investigación participaron 28 mujeres residentes de ginecología y obstetricia que abordaban el tercer trimestre del embarazo. Todas estas mujeres, debido a su trabajo llevaban encima el teléfono móvil o un busca en un lugar próximo al vientre. Según los expertos, mientras se realizaron unas pruebas de ultrasonidos para determinar el efecto de los sonidos de los dispositivos en los fetos, en cinco ocasiones se activaron emitiendo los característicos sonidos de llamada o mensaje, éstos se produjeron aproximadamente cada cinco minutos.

Los bebés nacieron entre la semana 27 y 41 del embarazo, todos mostraron un reflejo de sobresalto (parpadear, mover la cabeza, abrir la boca, etc.) al ser expuestos a un sonido. En la investigación su utilizaron dispositivos programados para que emitieran sonidos cada 5 minutos, se demostró que el 90% de los futuros bebés se sobresaltaron cuando escucharon los sonidos por primera vez, el 80% se siguieron sobresaltando en las posteriores ocasiones que los escucharon.

También se apunta que los fetos parecen acostumbrarse a los sonidos, se procedió a programar los dispositivos para que sonaran cada cinco minutos y se observó que el reflejo de sobresalto se redujo en un 60% de los fetos con menos de 36 semanas, en los futuros bebés completamente desarrollados y listos para el nacimiento, este reflejo se redujo en un 90% de los casos. A pesar de estos resultados en los que se muestra que los fetos se acostumbran a los sonidos, los expertos consideran que una continua exposición del ruido en aparatos que se llevan muy próximos a la cabeza del futuro bebé, podría interferir en el comportamiento normal.

Hay que decir que en otras investigaciones se ha demostrado que los futuros bebés de mujeres que viven cerca de un aeropuerto, se sobresaltan con el ruido de los aviones al despegar y aterrizar, por lo que estos resultados no son una sorpresa. Según leemos aquí, los investigadores recomiendan no llevar teléfonos móviles u otros dispositivos similares cerca del vientre, cuanto más lejos mejor, ya que menor será el riesgo de que los sonidos les puedan afectar.

Como decíamos, el estudio es muy pequeño y en él no se ha trabajado con un grupo de control como suele ser habitual en las investigaciones, por lo que las conclusiones se han de tomar con cierta reserva, por lo menos hasta que se realice un estudio mayor y con la participación de un grupo de control.

Foto | кофе

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...