Dolor de espalda en el embarazo: cómo aliviarlo

Caminar es una actividad muy recomendable

Una de las molestias más comunes que sufren las mujeres embarazadas es el dolor de espalda, que por lo general aparece a partir del segundo trimestre de gestación. Algo lógico que el peso corporal aumenta de forma considerable y cambia el centro de gravedad. Aunque prevenir el dolor de espalda es muy complicado, sí hay una serie de medidas que se pueden poner en práctica para aliviarlo.

Lo primero y más importante es diferenciar de qué tipo de dolor se trata. Existe por un lado el conocido como dolor lumbar, que se localiza en la zona de las vértebras lumbares, en la parte baja de la espalda. Se siente una gran presión a la altura de la cintura, y en algunos casos se irradia hacia las piernas. Y, por otro lado, el dolor pélvico, que se localiza en la parte de atrás de la pelvis y se siente en la parte posterior de los muslos o en los glúteos.

Corregir la postura

El incremento del volumen del útero y, por lo tanto, de la barriga, hace que el eje de gravedad del cuerpo de la mujer embarazada se desplace. Esto provoca que la columna vertebral y el aparato locomotor en su conjunto deban ajustarse. Para evitar la sobrecarga de los músculos de la zona lumbar, hay que corregir la postura.

Si se pasa mucho tiempo de pie, lo ideal es mantener el pecho elevado y colocarse erguida, de tal modo que la espalda siempre esté recta. Si en cambio se pasa mucho tiempo sentada, lo que hay que hacer es seleccionar una silla que sostenga la espalda, y colocar una almohada en la zona lumbar.

Dormir de lado

Las mujeres embarazadas deben dormir de lado según los especialistas. La mejor postura para conseguir un buen descanso y un sueño reparador es flexionando una o ambas rodillas. Se puede utilizar una almohada específica para mujeres embarazadas, colocándola debajo del abdomen y colocando las rodillas sobre ella.

Hacer ejercicio

Y, por último, siempre que no exista alguna contraindicación médica, conviene hacer ejercicio moderado durante el embarazo. Hay que consultarlo siempre con un profesional de la salud, pero es 100% recomendable. Las mejores actividades son nadar y caminar ya que el impacto es mínimo. Además, a partir del cuatro mes de gestación vienen muy bien para fortalecer la musculatura y así soportar mejor el peso del bebé y de la barriga.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...