Cómo tomar el sol en el embarazo de forma segura

Utiliza una crema con FPS 50

Poco a poco se va acercando el verano, y con él, las ganas de disfrutar del sol y el calor. Ahora bien, si estás embarazada debes tener en cuenta una serie de consejos básicos para tomar el sol de forma segura. Hay que evitar cualquier tipo de riesgo para no sufrir consecuencias como la deshidratación o el golpe de calor. Las posibilidades de que aparezcan manchas en la cara es mayor durante la gestación, así que lo primero y más importante es elegir una buena crema de protección solar, tanto para el cuerpo como para la cara.

Crema de protección solar

Debe ser una crema de buena calidad, mejor si no contiene níquel, y adecuada a tu tipo de piel. Lo ideal es que el factor de protección sea de 50 y la crema sea resistente al agua y al sudor. Aplícala al menos media hora antes de tomar el sol, tanto si vas a tumbarte en la playa o en la piscina como si simplemente vas a salir a pasear.

De este modo, la barrera invisible que formas sobre la superficie de la piel con el protector solar te va a proteger de los rayos UVA y además va a hacer que estés hidratada. No hay que olvidar que las hormonas propias del embarazo resecan en gran medida la piel y hacen que esté mucho más sensible.

Vientre

Durante el embarazo, la salud del bebé y de la mamá son lo más importante. En la gestación debes proteger tu barriga sobre todas las cosas, así que aplica sobre ella una buena cantidad de crema de protección solar. Debes hacer todo lo posible para que no se sobrecaliente, así que siempre que puedes ponte una camiseta o un bañador en vez de dejarla al aire. También puedes colocar una toalla húmeda sobre ella.

Manchas en el rostro

Una de las consecuencias más frecuentes de tomar el sol durante el embarazo sin tomar las medidas preventivas oportunas es la aparición de manchas por el sol. Se trata de un fenómeno que recibe el nombre de cloasma, y son manchas de color marrón oscuro localizadas en la nariz y las mejillas. El único remedio que existe contra ellas es la prevención.

Y, por último, no olvides que es lo peligroso que aumente demasiado la temperatura corporal porque esto podría impedir el correcto desarrollo del bebé. Evita tomar el sol y hacer ejercicio en las horas centrales del día, y si estás en la piscina o en la playa, refúgiate bajo la sombrilla.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...