Cómo cuidar los pechos durante la lactancia

El cuidado de los pechos en el embarazo ayudará a que el después de este periodo vuelvan a su aspecto normal. Además, se pueden prevenir algunos efectos secundarios molestos que son típicos en la mujer durante el embarazo y la lactancia.

Durante la lactancia cuida tus pechos

Desde el mismo momento en que la mujer se queda embarazada comienza a sentir los primeros síntomas de embarazo típicos como náuseas, cansancio, sensibilidad e hinchazón de los senos, etc. Es decir, el cuerpo de la mujer sufre una transformación y es por ello que debe cuidarse para que una vez terminado el embarazo y la lactancia todo vuelva a su sitio con total normalidad. Los pechos son una de las partes del cuerpo de la mujer que más puede sufrir los efectos secundarios del embarazo, sobre todo por la lactancia.

Para evitar esos ‘efectos secundarios’ del pecho debes cuidarlos para evitar grietas, mastitis, estrías o flacidez. Todo ello se produce por los constantes cambios que sufren los pechos y es importante cuidarlos para no abandonar la lactancia antes de tiempo y para conseguir que los pechos vuelvan a la normalidad pasado este periodo. Eso sí, si tienes alguno de estos problemas, antes de abandonar la lactancia consulta con tu comadrona, ya que las grietas, por ejemplo, pueden aparecer simplemente por un problema de colocación del bebé o que no se agarra correctamente.

Pienso que en el momento que surge un problema se debe consultar con el especialista antes de hacer nada. No obstante, hay muchas acciones que la mamá puede hacer para cuidar sus pechos antes de que aparezca ningún problema. Por ejemplo, la higiene de los pechos debe ser la misma que se tenía antes de dar el pecho, es decir, no se debe estar limpiando constantemente el pecho ni pasarse en la higiene del mismo. Es más, un consejo que me dieron cuando estuve dando lactancia a mi bebé fue que al terminar la toma dejara que un poco de leche cubriera el pezón, así evitaría que surgieran grietas.

Por otro lado, cuando los pechos comienzan a subir de volumen durante el embarazo pueden dar lugar a dolores de espalda, para ello lo mejor es buscar un sujetador adecuado a la nueva talla. Otro de los consejos que reciben las embarazadas durante su estado de gestación es que pueden hacer ejercicio y uno de ellos puede ser precisamente para estimular los pechos y para que los pectorales cojan fuerza, de esa manera se puede conseguir evitar que los pechos queden caídos después del embarazo y la lactancia.

En el caso de las estrías se suele recomendar el aceite de rosa mosqueta. Este aceite es natural y es muy efectivo para prevenir la aparición de esas estrías que nos preocupan tanto. Otros cuidados durante la lactancia es dejar que el bebé vacía el pecho del todo, esto es importante por el pecho de mamá, pero también porque la leche del final es la que más alimento y grasa lleva y es la saciará más al bebé. Otra recomendación que ayudará en el cuidado de tus pechos es que alternes en cada toma los pechos. ¿Qué otros cuidados añadiríais?

Foto | Mothering Touch

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...