¿Se puede tomar Clotrimazol en el embarazo?

Muchas mujeres se preguntan si pueden tomar clotrimazol en el embarazo. Según los especialistas, no se tienen suficientes datos para determinar si tiene efectos adversos en el feto durante el primer trimestre del embarazo. En el segundo y el tercer trimestre no se han detectado daños en el feto. Tampoco se tiene conocimiento si pasa a la leche materna. Con lo cual, es necesario siempre consultar con el especialista antes de tomar ningún medicamento durante la gestación.

Antes de pasar a explicar que es el clotrimazol , diremos que antes de usar cualquier medicamento mientras se está embarazada debe consultarse con el especialista. Una vez dicho esto, la pregunta que muchas mujeres en estado de gestación se preguntan es si pueden tomar clotrimazol en el embarazo. En este estas líneas explicaremos que es este medicamento, para que se usa y cuales son las precauciones que se deben tener al tomarlo.

Clotrimazol en el embarazo

Muchas mujeres se preguntan si pueden tomar clotrimazol en el embarazo.

Aunque primero que nada, diremos que según la Clínica Universitaria de Navarra, no se conocen estudios sobre los efectos de este medicamento durante el primer trimestre del embarazo y no se han determinado daños mientras se ha administrado en el segundo y tercer trimestre del embarazo para el feto. Tampoco se tienen datos sobre si este medicamento puede pasar a la leche materna o no, por lo que, insistimos, debe consultarse al especialista antes de tomarlo durante el embarazo o la lactancia.

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el clotrimazol se utiliza para tratar infecciones producidas por hongos, ya sea en la piel, en la vagina o en la boca. Estas infecciones pueden ser, por ejemplo, la «tiña podal» – pie de atleta -, «tiña corporal», o «tiña crural». Este es un medicamento que pertenece al grupo de los » antifúngicos imidazólicos«. Su envase puede presentarse como cremas, loción o una solución, todas ellas para aplicar sobre la piel. También se presenta en tabletas (pastillas) que se disuelven en la boca o bien tabletas que se usan directamente en la vagina.

Mientras se está aplicando este tratamiento conviene tomar unas precauciones para evitar riesgos innecesarios, como por ejemplo  tener en cuenta que por la vagina puede salir un poco de líquido, por lo que se debe proteger la ropa íntima. Por otro lado, si se olvida tomar una dosis, debe tomarse en seguida y luego continuar con la pauta determinada por el médico. Otro tema, es que se debe tener especial cuidado con la higiene íntima sobre todo durante el tratamiento y por supuesto, no dejar de tomarlo o romper el tratamiento, para que actúe correctamente se debe tomar hasta el final.

En el caso de notar algún tipo de quemazón, erupción o irritación se debe consultar con el médico. Tampoco es aconsejable utilizar este medicamento durante el periodo de la menstruación. Así pues, si notamos algún tipo de reacción adverso, algún tipo de alergia o que el tratamiento no funciona, debemos también consultarlo con el especialista cuánto antes.

Fuente | Clínica Universidad de Navarra

Foto | bradkeb en Flickr

Más información | MedLinePlus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 2
Loading ... Loading ...