Aumento o pérdida del apetito en el embarazo

El aumento o pérdida del apetito es otros de los síntomas asociados al embarazo. Entre las causas que pueden producir estos cambios en la mujer embarazada están los cambios hormonales y el período de adaptación que necesita el cuerpo para este aumento de hormonas, la ralentización de la digestión o el estreñimiento, entre otros.

Posiblemente este no sea uno de los síntomas del embarazo que primero vas a sentir. Ya que primero puede ser que sientas hinchazón o sensibilidad en los senos, fatiga, náuseas, posiblemente notarás un aumento de la sensibilidad a los olores, etc. Sin embargo, es evidente que el aumento del apetito también es otro de los síntomas del embarazo. Aunque como en todo, en el embarazo cada mujer es un mundo y no hay una norma estricta que determine qué vas a sentir o cómo va a influir el embarazo en tu cuerpo ni cuales van a ser los síntomas de tu embarazo. No obstante, sí es cierto que a través de la experiencia de muchas mujeres sabemos que estos síntomas que hemos nombrado anteriormente se dan en mayor o menos grado en los primeros meses del embarazo.

El aumento o pérdida del apetito es otros de los síntomas asociados al embarazo.

Así pues, no podemos decir que por norma general vayas a tener un repentino aumento del apetito, pero si es cierto que muchas mujeres, aún teniendo las náuseas matutinas, suelen tener de repente muchas ganas de comer algún alimento en cuestión. Esto puede deberse al cambio hormonal que se produce en la mujer durante la gestación y al periodo de adaptación que tiene el cuerpo para adaptarse a ese aumento de hormonas propias del embarazo.

Pero así como hay un aumento de las ganas de comer, también puede suceder que haya pérdida de apetito, sobretodo en el segundo trimestre del embarazo. En este período el feto ya tiene todos sus órganos formados y hasta el final del embarazo se va a dedicar a crecer y aumentar de peso. Ese aumento de peso va a producir que el útero presione demasiado el intestino grueso pudiendo producir estreñimiento. Además, las hormonas del embarazo ralentizan la digestión y todo ello puede conllevar a una pérdida de apetito.

Vemos pues que entre las causas de las alteraciones que se producen en el apetito de la mujer embarazada están los cambios hormonales y la adaptación de su organismo a las hormonas, los cambios que se producen en el olfato y gusto por los alimentos (que pueden hacernos rechazar o desear un alimento determinado) e incluso puede que haya alguna causa psicológica. Lo que está claro es que tanto si hay un aumento como pérdida de apetito al inicio o durante el embarazo debemos comunicárselo a nuestro ginecólogo para que determine las posibles causas y las posibles soluciones para que nos incomode lo menos posible. Además, hay que tener siempre en cuenta el peso de la madre y el del bebé, ya que un aumento excesivo de peso en el embarazo no es recomendable.

Fuente | MedLinePlus

Foto | 4Neus en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...