Vaso de aprendizaje Sippy

Oxo nos presenta el vaso de aprendizaje Sippy, un vaso evolutivo que los bebés podrán utilizar ha partir de los 6 meses de edad. El vaso se va transformando y adaptando al desarrollo de los niños y sus necesidades.

En la fotografía podéis ver el vaso de aprendizaje Sippy, un vaso o taza ideal para que los bebés aprendan a beber solos. Este vaso de transición está indicado para bebés a partir de 6 meses de edad, como podéis ver en la fotografía tiene dos asas para que los pequeños lo puedan coger con facilidad y beber.

Sippy es un vaso infantil con una válvula que evita los derrames del agua cuando el vaso se vuelca, a la hora de beber esta válvula libera el agua controlando el flujo para que los pequeños puedan tomar el líquido con comodidad. Cuando los niños ya saben beber en vaso, bastará con retirar la parte superior para convertirse en un vaso con asas, posteriormente también se podrán eliminar las asas convirtiéndose en un vaso normal.

El vaso Sippy cuenta con una tapa hermética que será de gran utilidad para mantener limpia la boquilla durante su transporte o para preservar la bebida evitando que puedan acceder a ella los microorganismos patógenos. El vaso es transparente y además tiene una unidad de medidas para saber cuánto líquido ha bebido el bebé.

Está fabricado con un material plástico de tacto agradable, muy resistente y libre de elementos químicos que puedan afectar a la salud del bebé, como por ejemplo los ftalatos, el PVC o el bisfenol A. Su limpieza es sencilla, se desmonta y se puede lavar a mano o en el lavavajillas.

El vaso de aprendizaje se ofrece en tres colores, fucsia, azul y verde, la relación calidad/precio es muy buena, merece la pena tener en cuenta este modelo si debemos adquirir un vaso para que el niño aprenda a beber. Podéis conocer más detalles del producto a través de la página oficial de Oxo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...