Convertir un vaso en una taza de aprendizaje

Snug es un práctico accesorio de silicona que permite convertir un vaso en una taza de aprendizaje para el bebé, conoce aquí más detalles sobre este pequeño accesorio.

Snug

Posiblemente algunos padres valorarán el producto del que vamos a hablar hoy, se trata de la boquilla Snug, un pequeño accesorio que permite convertir un vaso en una taza de aprendizaje.

En realidad Snug se adapta perfectamente al diámetro de un vaso tradicional o de una taza, siempre que su diámetro se sitúe entre las 2’5 y 3 pulgadas (entre 5 y 7’6 centímetros). El accesorio está fabricado en silicona de gran calidad que se afianza firmemente al borde exterior del vaso o taza de forma hermética, evitando que su contenido se pueda verter.

La boquilla Snug no contiene elementos químicos o materiales que puedan afectar a la salud de los bebés, como por ejemplo el bisfenol A, los ftalatos o el PVC, esta tapa de silicona no podrá desmontarla el bebé pero es fácil de retirar por un adulto, se limpia fácilmente ya sea a mano o en el lavavajillas y se garantiza que se mantendrán en buen estado durante todo el tiempo que dure la transición del biberón al vaso.

Boon explica que con este accesorio ya no será necesario adquirir varias tazas de aprendizaje tradicionales, además, aunque se rompa el recipiente, siempre se podrá utilizar otro vaso o taza.

Es un producto indicado para bebés a partir de nueve meses de edad, su compra incluye un set con tres piezas Snug de distinto color y una taza, la relación calidad/precio es bastante buena, por lo que os recomendamos dar un vistazo a la página web de Boon para conocer más detalles del producto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...