Un 60% de los bebés españoles tienen problemas para dormir

Muchos bebés españoles tienen problemas para poder dormir, el estudio realizado por el SES y Dodot determina que hasta un 60% de los bebés no pueden dormir de un tirón, algo que afecta a la calidad de vida de toda la familia.

Estudio sobre el sueño

Un estudio realizado por la Sociedad Española del Sueño y Dodot, concluye que casi un 60% de los bebés españoles con edades comprendidas entre los 0 y los 36 meses de edad, tienen problemas para dormir por la noche. El estudio tiene en cuenta que las complicaciones del sueño durante los primeros meses de vida es algo normal ya que los bebés todavía no han adquirido el patrón de sueño regular. Pero pasados los primeros meses, las dificultades para dormir bien persisten, algo que preocupa a los padres y que altera el ritmo de vida de las familias en muchas ocasiones.

El estudio se ha realizado con un grupo de 500 familias con hijos con edades comprendidas entre los 0 y los 36 meses, el objetivo era conocer los datos más significativos sobre el descanso infantil desde diferentes puntos de vista, por ello se cubrieron aspectos tan importantes y relevantes como la preocupación de los padres sobre el sueño de sus hijos, la repercusión que tiene en su día a día, las medidas que adoptan, con quienes comparten o consultan el problema que tienen los bebés para dormir, etc.

Como decíamos, un 60% de los bebés tienen problemas para poder quedarse dormidos y cuando lo consiguen tienen despertares frecuentes, evidentemente la calidad de vida de la familia se ve afectada, de ahí que exista una especial preocupación por el tema por parte de los padres. De hecho, hasta el 70% de los padres manifiestan estar preocupados por el sueño de los bebés y recurren a diferentes métodos para ayudar a sus hijos a conciliar el sueño. Parece ser que el recurso más utilizado es el chupete, siendo el recurso de un 60% de los padres, le siguen los muñecos y peluches a los que recurren el 29% de los padres.

Los expertos explican que no existe una ciencia exacta que pueda garantizar que los bebés podrán conciliar el sueño y dormir plácidamente toda la noche, en ello intervienen muchos factores, el carácter de cada niño, los temores que puedan tener, las preferencias, etc. Sin embargo, se apunta que cada padre termina encontrando su método o truco para facilitar que el pequeño concilie el sueño, aunque reconocen que lo que puede funcionar hoy, mañana quizá no sirva y deban emplear otra táctica.

También nos hablan de la importancia de las rutinas, algo que hemos tratado en varias ocasiones en Pequelia. Los niños no entienden todavía de horas pero sí de hábitos y costumbres, si hablamos de la siesta, acostumbrarle a que después de comer debe dormir es su mejor reloj. Tras una tarde de actividad, un baño relajante y después de la cena irse a dormir. Las rutinas son beneficiosas y habitúan a los niños, actúan como un reloj, por eso cuando los sacamos de esas rutinas, aparecen las complicaciones para que coman, se bañen o duerman.

Poco a poco se asentará el ritmo circadiano y los pequeños conocerán las rutinas sabiendo qué viene después de cada cosa. Para facilitar el sueño influyen muchos factores, un ambiente relajado, una temperatura ideal en la habitación, la posición para dormir, la capacidad de absorción del pañal… estos son algunos de los factores más citados y tenidos en cuenta para mejorar la calidad del sueño de los bebés.

A través de la página oficial de Dodot, podréis conocer más detalles sobre el estudio, así como diferentes consejos para enseñar a dormir a los bebés. También os recomendamos visitar la página del SES (Sociedad Española del Sueño) donde encontrareis mucha información relacionada con el sueño.

Foto | Gaby Kooijman

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...