¿Sabías que la leche materna se adapta a la edad del bebé?

Descubre cómo la leche materna se adapta a la edad del bebé. Este proceso inteligente suministra los nutrientes necesarios al pequeño en cada etapa.

Leche materna y edad del bebé

La alimentación de un bebé es uno de los elementos clave para que pueda crecer y desarrollarse satisfactoriamente. Por ello la madre debe preocuparse por darle los suplementos necesarios que cubran por completo sus necesidades nutricionales.

Según la Organización Mundial de la Salud hasta los 2 años el único alimento que cumple con ese requisito es la leche materna. Claramente, luego de los primeros 6 meses la lactancia se puede complementar con otros productos líquidos o en forma de puré.

Sin embargo, es un mito el pensar que la leche de la madre siempre se mantendrá con la misma contextura y componentes. Los científicos han demostrado que durante el periodo de lactancia, esta se va fortificando y adaptando a las necesidades del bebé según su edad.

Etapas de la leche materna

La leche materna es un alimento nutricional obligatorio, ¿lo sorprendente? Se va modificando de acuerdo al tiempo que tiene el bebé de nacido.

Etapa inicial

En la primera etapa el bebé consume del pecho de su madre una leche viscosa de color amarillento, denominada calostro. Dicho lácteo contiene proteínas y aminoácidos, minerales y vitaminas que son fundamentales para el crecimiento del bebé.

Además fortalece el sistema inmunológico del niño con glóbulos blancos y anticuerpos, encargado de protegerlo de virus, bacterias o enfermedades. Ayuda a la reproducción y protección de sus conexiones cerebrales. Y favorece el desarrollo de los distintos órganos y aparatos del cuerpo, en especial, el gastroindestinal.

Segundo periodo

En esta segunda etapa se produce la leche de transición que va desde el día 5 hasta el día 14, cuando ya el consumo por parte del niño ha aumentado. Su textura se vuelve más cremosa, al igual que su color, pero sus componentes se mantienen. Aunque ahora se producen en mayor cantidad.

Contribuye al fortalecimiento de todo el aparato nervioso del  bebé y favorece el desarrollo de los sentidos.

Etapa final

La última etapa y la que se mantiene de manera prolongada, es la de la leche madura que inicia luego del primer mes. En ella se ven disminuidos muchos de los componentes iniciales, pero se desarrollan componentes bioactivos que garantizan la buena salud del cuerpo. Entre ellos se encuentran las hormonas y las enzimas.

También se continúa fortaleciendo el sistema inmunológico. Su cremosidad aumento y sus compuestos grasos. Esta leche suele dar mayor saciamiento al pequeño, representando el 93% de toda su ingesta calórica. Sin lugar a dudas, la leche materna es el mejor alimento para el bebé que debe complementarse con una dieta sólida en los meses posteriores. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...