Reflujo gastroesofágico. Cómo evitar ese trago amargo a tu bebé

La regurgitación de leche y otros alimentos se da en casi todos los infantes menores de seis meses. Sus causas están relacionadas a un deficiente desarrollo de su sistema digestivo. Aprende a reducir los síntomas.

Cómo aliviar los malestares del reflujo en los bebés

En los primeros meses de vida pueden presentarse inconvenientes que atentan contra la buena salud del niño, pero muchos de ellos pueden resolverse rápidamente sin que mamá y papá pierdan la cabeza. Sin duda, uno de los más molestos y comunes es el reflujo gastroesofágico, una condición relacionada con la debilidad o deficiencia en el desarrollo del aparato digestivo. Conocida como “bocanadas de leche”, hace que el peque devuelva sustancias después de comer.

El esófago está formado por un conjunto de músculos que dirigen los alimentos desde la cavidad bucal hasta el estómago. En el extremo inferior del aparato se encuentra un esfínter, que funciona como una válvula. Éste abre para que los comestibles pasen a la cavidad estomacal y cierra nuevamente para que éstos no suban. Cuando este proceso falla, ocurre el reflujo gastroesofágico.

Causas del reflujo gastroesofágico

La mayoría de los lactantes presenta reflujo gastroesofágico, pues su sistema digestivo no está completamente formado. Cuando alcanzan los seis meses de edad, logran permanecer erguidos y se alimentan con sólidos, este problema se reduce considerablemente, al menos en el 80% de los casos.

El reflujo gastroesofágico sólo es considerado una patología cuando los vómitos y regurgitaciones se dan con frecuencia después de los seis meses de edad. En este sentido, la valoración del pediatra es esencial, así como la aplicación del tratamiento adecuado. No se deben administrar medicamentos sin prescripción médica, ya que puede resultar peligroso.

Síntomas frecuentes

Dado que el reflujo gastroesofágico se debe al mal funcionamiento del cardias, el cual es demasiado débil para impedir que la comida suba al esófago y luego a la boca, el lactante regurgitará muy a menudo entre cada toma.

Cuando la leche, que se vuelve agria por los jugos gástricos del estómago, pasa en mayores cantidades que las normales a través del aparato digestivo, el bebé puede experimentar tos frecuente, arcadas e inapetencia. Esto puede ocurrir, incluso, pasadas cinco horas de la última comida.

Asimismo, el infante puede llorar persistentemente, mostrarse irritable y tener dificultades para dormir. Toma en cuenta que esta condición se puede confundir con los cólicos, ya que el niño estará agitado y lloroso, pero el reflujo gastroesofágico es doloroso y las regurgitaciones sucederán a cualquier hora del día, especialmente después del tercer mes.

¿Cómo aliviar las molestias?

Una forma de confortar al bebé durante una crisis de reflujo gastroesofágico, es mantenerlo en posición vertical tras la comida. De igual modo, se debe evitar moverlo demasiado y ayudarle a eructar repetidamente tras la toma del biberón o la lactancia.

También funciona darle de comer más veces al día, pero en menor proporción. Una vez que cumpla los cuatro meses, es posible hacer más espesa la leche y cuidar que los hoyos de la tetina del biberón sean del tamaño ideal, para evitar que pase aire al ingerir. Mamá deberá evitar comer jugos cítricos, bebidas con gas, frituras, chocolate y yogurt, que le afecten al bebé.

Un consejo que puede ayudar a la comodidad del niño, es incorporarlo levemente cuando esté acostado. Para lograrlo, se debe colocar un cojín debajo de su almohada. Si aún así los síntomas persisten, será el momento de acudir con el médico para un diagnóstico más certero.

Debes imaginar el estómago de tu pequeñín como una botella sin tapón. Cada vez que se mueva subirá algo de líquido. La aparición del reflujo gastroesofágico no depende de la clase de leche que se elige para la alimentación, sino del desempeño del cardias, que no está en capacidad de funcionar correctamente. Conoce más del peligro del reflujo en bebés aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...