Protege tu casa y evita los golpes

Nuestra casa, si no está adaptada, puedes ser una fuesbte inagotable de peligros para un niño. De entre ellos los golpes se llevan la palma. Si no quieres que tu hijo se haga chichones inesperados lo mejor que puedes hacer es empezar a proteger aquellos puntos sensibles que sabes que son un riesgo: esquinas, escaleras, cajones, puertas, armarios etc. En el mercado hay productos específicos para este menester que te servirán de gran ayuda. Si quieres conocerlos sigue leyendo.

Evita caídas y golpes inesperados

Evita caídas y golpes inesperados

Para un niño, la inmensidad de una casa entraña múltiples riesgos. Desde la ingesta de productos tóxicos o dañinos hasta los enchufes, pasado por lo que nos interesa en este artículo… los golpes. Los críos son torpes, se caen, tropiezan. Además, es casi imposible reprimir la curiosidad que sienten por explorar todos las esquinas y cajones, cada recoveco de la casa. Por un lado es parte de su desarrollo y, por el otro, no puedes volverte loco persiguiendo a tu hijo por todos lados. Es por ello que desde aquí te damos unos consejos para salvaguardar tu hogar de inesperadas sorpresas y llantos desconsolados.

Si no quieres ponerle un casco a tu bebé, empieza por trabajar lo más delicado: las esquinas. La marca Chicco cuenta entre sus productos con un protege-esquinas hecho de un plástico blando y transparente, con adhesivos incluídos, que evitará chichones no deseados. Se coloca fácilmente en los cantos de los muebles y es muy discreto. Las barreras para puertas, también de la marca Chicco, pueden ser muy útiles en un momento dado, ya que evitarás que el niño acceda a partes de la casa que pueden ser peligrosas, como por ejemplo escaleras o trasteros. Dicha barrera desprende una luminancia que hace que sea perceptible en la oscuridad.

Como ves, reducir riesgos y proteger la casa no es tan difícil. Además de la barrera y el protege-esquinas, tienes a tu disposición varios productos específicos: cierres de seguridad para muebles, protege-enchufes, blocks para evitar que tu hijo abra el armario o los cajones, protege dedos, protector para el vídeo… También tienes una barrera de red para evitar que el niño se caiga de la cama.

Protege-esquinas

Protege-esquinas

De forma paralela a la prevención, siempre es indicado contar con mobiliario adaptado a la altura y resistencia del niño. Es bueno que tenga sus propias sillas y mesas para evitar que se suba a superfícies demasiado altas o poco estables. En Ikea puedes encontrar muebles de plástico a la medida de tu hijo: pequeños, sin esquinas y ligeros. Tienes desde sillas y mesas hasta taburetes, camas, orinales, bañeras o pizarras.

Para evitar golpes mejor curarse en salud y proteger la casa, por lo menos hasta que el sistema motriz del niño empiece a estabilizarse y ya no sea un peligro andante. Sin embargo, no está a tu alcance ser un padre o madre omnipresente que evite que se produzca el más leve rasguño… pero por lo menos puedes ayudarle a levantarse o reducir las probabilidades al mínimo. Con una buena puesta a punto de la casa, los contratiempos serán cada vez menos frecuentes.

Niña llorando por Nate One

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...