Niños y adultos disfrutan de la Ermita del Sant Crist del Remei

Un viaje a Mallorca puede representar la mejor alternativa para viajar con niños ya que ofrece alternativas para que toda la familia lo pase a lo grande.

Viajes Mallorca

Cuando un bebé llega a la familia todo cambia por completo, hasta el hecho de decidir dónde es que serán las próximas vacaciones, ya que no solamente se debe pensar en el confort de los papás a la hora de elegir, sino en la comodidad del pequeño que viajar a un sitio completamente diferente del que conoce desde su llegada a este mundo. Es valioso destacar que en este aspecto los vuelos Mallorca siempre parecen ser una excelente alternativa para grandes y pequeños por igual.

Palma de Mallorca es un sitio de plenos encantos dignos de conocer, por lo que todos los que se decidan por este destino para las próximas vacaciones en familia tendrán buenas experiencias garantizadas, pero en lo que refiere al turismo con pequeños particularmente existen puntos claves en sus recorridos que son llamativos tanto para los grandes como para los pequeños, para que todos pasen momentos memorables disfrutando de un tiempo de ocio en cualquier momento del año.

Uno de esos sitios especiales es la Ermita del Sant Crist del Remei, que destaca por ser una de las ermitas más accesibles de toda Mallorca, encontrada a solamente un kilómetro del centro de Llubí, y es sumamente sencillo llegar allí en lo que puede ser un fantástico paseo a pie si el clima acompaña llevando al pequeño en su silla de paseo como corresponde, o en coche si es que se quiere llegar con mayor resto de energía, la carretera es asfaltada y el premio una vez en destino es conocer esta construcción que data del año 1896.

Una vez llegados se puede dejar el vehículo en su amplio parking para luego pasear con total comodidad, el lugar cuenta con todo tipo de comodidades, zona de baños, amplia zona de mesas, torradoras para descansar, luego servicio de bar con venta de leña, y lo que seguramente más llamará la atención de los niños de la familia: un parque infantil con juegos y columpios listos para ser usados. Las familias pueden ir a pasarse el día entero y disfrutar de este complejo que como dato particular indica en su historia que fue entre los año 1897-1900 la morada de una comunidad de ermitaños.

Si no hay espacio para torrar no hay que preocuparse ya que en el bar las familias también pueden hacer uso de un servicio completo para torradas que ofrece el sitio contemplando la posibilidad de que el sitio se llene desde temprano y no haya mesa o sitio en otros lados, inclusive en las épocas en las que se prohíba encender el fuego. En definitiva un viaje a Mallorca con una visita a la Ermita del Sant Crist del Remei con toda la familia puede ser la mejor decisión para el próximo viaje.

Foto: Makka Kesuma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...