¿Necesitan las madres lactantes suplementos nutricionales?

La respuesta a la pregunta ¿necesitan las madres lactantes suplementos nutricionales?, puede parecer obvia, pero es interesante conocer los resultados de la investigación realizada por expertos del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, muestran que en lo referente a la leche materna, sólo afectan determinados nutrientes que no pueden ser satisfechos completamente a través de la dieta y por tanto es necesario contar con los suplementos.

Lactancia materna y dieta de la madre

Un estudio desarrollado por expertos del Comité de Lactancia Materna de la Asociación Española de Pediatría, contesta a la pregunta ¿necesitan las madres lactantes suplementos nutricionales? La respuesta es interesante y seguramente será de gran ayuda para garantizar que la leche de las madres que amamantan a su bebé contiene todos los nutrientes necesarios para garantizar un adecuado desarrollo.

Como ya sabemos, el mejor alimento que se le puede brindar a un bebé es la leche materna, contiene todos los elementos necesarios para garantizar un correcto desarrollo y que esté protegido frente a diversas enfermedades. Sin embargo, las reservas nutricionales de una madre lactante pueden haber sufrido una merma considerable como consecuencia del embarazo y el parto, a esto hay que añadir la pérdida de nutrientes a través de la leche materna durante la lactancia, por lo que los expertos consideran que la lactancia materna plantea unas necesidades nutricionales especiales.

Según comentan los expertos, es necesario que la madre aumente la ingesta de nutrientes, aunque apuntan que a la composición de la leche sólo le afectan algunos de ellos. El contenido en hierro, calcio, proteínas o hidratos de carbono en la leche materna no varía aun cuando la madre ingiere poca cantidad de estos nutrientes a través de su dieta, pero si afecta la deficiencia de vitaminas hidrosolubles, es decir, aquellas vitaminas que son solubles en agua, como por ejemplo la vitamina C o las vitaminas del grupo B. También afecta la falta de vitamina A y vitamina D, reduciéndose la cantidad de estas vitaminas en la leche que toma el bebé.

La dieta de la madre puede modificar el perfil de algunos macronutrientes y los ácidos grasos, pero esta modificación no afecta a la cantidad de leche producida o a su calidad. Los expertos explican que es posible que una madre sufra una malnutrición, pero la leche cuenta con un excelente valor nutricional e inmunológico, la razón es que el organismo prioriza las necesidades del bebé y la mayoría de nutrientes mantienen sus valores en la leche a costa de las reservas maternas. Por tanto, el contenido nutricional de la leche procede de lo recibido a través de la dieta y de las reservas que tiene la madre, si no se reciben los nutrientes suficientes a través de la alimentación, se corre el riesgo de sufrir deficiencia de vitaminas y minerales que tienen un papel importante en diferentes funciones del organismo. Para evitar esto, lo ideal es que se mejore la dieta o que se tomen suplementos nutricionales.

Evidentemente, cada madre es un mundo, la cantidad de alimento que se necesita para garantizar que se satisfacen las necesidades nutricionales de madre y bebé varía en función de varios parámetros, el peso, la actividad física que realiza, la edad, el tipo de metabolismo, etc. Los expertos comentan que en las necesidades nutricionales de la madre también influyen la intensidad y duración de la lactancia, aunque es algo que no se tiene en cuenta habitualmente.

Es importante que la dieta sea sana, variada y equilibrada, debe incluir frutas, verduras y productos de origen animal, de este modo se podrá afrontar el embarazo y la lactancia contando con los nutrientes necesarios para garantizar el bienestar de la madre y la calidad de la leche materna. De todos modos, los expertos apuntan que con determinados nutrientes, sólo a través de la dieta es bastante complicado poder alcanzar los niveles adecuados, como por ejemplo el ácido fólico, el yodo, el hierro o la vitamina A, en este caso es interesante tomar alimentos fortificados o suplementos que garanticen que se alcanza el nivel adecuado de estos nutrientes. No obstante, antes de tomar ningún complemento, os recomendamos que consultéis con vuestro médico.

El estudio es muy interesante y extenso, habla de las necesidades de cada uno de los nutrientes en la lactancia materna, proteínas, calorías, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, etc. Los investigadores concluyen que los beneficios biológicos exclusivos de la leche materna son una justificación de peso para promocionar la lactancia, por ello recomiendan a las madres que se aumente el consumo de determinados nutrientes como los antes citados para garantizar la producción de leche de calidad y poder proteger al lactante de las deficiencias en nutrientes. Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Anales de Pediatría.

Foto | Christy Scherrer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...