Los bebés prematuros niños tienen mayor riesgo de discapacidad y muerte

Un bebé prematuro niño tiene un mayor riesgo de sufrir complicaciones, discapacidades y muerte, que una niña prematura, así se determina en un estudio realizado por la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

Bebés prematuros en los países en vías de desarrollo

Un estudio desarrollado por expertos de la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de Londres, determina que los bebés prematuros niños tienen mayor riesgo de sufrir una discapacidad o la muerte, que los bebés prematuros niñas. Se trata de un amplio estudio en el que han participado 50 investigadores de 35 instituciones, todos ellos han sido dirigidos por la Facultad de Higiene y Medicina Tropical, esta investigación se presenta coincidiendo con el Día Mundial de la Prematuridad.

Los datos determinan que los niños tienen hasta un 14% más probabilidades que las niñas de nacer prematuros, como sabemos, un bebé prematuro tiene mayor riesgo de sufrir complicaciones como las discapacidades o problemas de aprendizaje, pero además, si es varón estos riesgos se incrementan significativamente, siendo un patrón dominante en todo el mundo. En lo que respecta al nacimiento de prematuros, la diferencia de género no es significativa, un 55% de nacimientos de niños, frente a un 45% de nacimientos de niñas, los investigadores apuntan que no conocen el motivo de la diferencia, lo lógico sería que existiera un equilibrio.

Hasta 15 millones de niños de todo el mundo nacen de forma prematura, aunque la mayoría de ellos nacen en los países en vías de desarrollo. Se calcula que cada año mueren un millón de bebés nacidos prematuros y otro millón sufre las consecuencias de ello, tienen problemas del desarrollo y del aprendizaje, al respecto nos gustaría que retomarais la lectura del post La huella del pie del recién nacido como herramienta de diagnóstico. Los datos sobre prematuros los citábamos en este post y además podíamos conocer un método sencillo para reducir el número de muertes por nacimientos prematuros.

Hasta el 7% de los bebés que sobreviven sufren dos de las discapacidades más severas, problemas en el desarrollo neurológico o la pérdida de visión, con respecto al riesgo, cuanto más prematuridad, más se incrementa. Volviendo a la diferencia entre niños y niñas prematuros, una explicación parcial es que las embarazadas de un niño tienen más riesgos de sufrir problemas como la presión arterial alta o la placenta previa, problemas asociados a los nacimientos prematuros. Dependiendo del país, tras el primer mes de vida las niñas reciben menos atención médica y nutrición y por ello en este caso, el riesgo de morir se incrementa en comparación con los niños prematuros, la ventaja biológica de supervivencia de las niñas se ve truncada por estas acciones.

Los expertos explican que es muy importante mejorar la prevención y la atención de la prematuridad como claves para poder reducir el número de muertes de recién nacidos, así mismo, se debe mejorar la calidad de la atención durante el parto si los riesgos son mayores para las madres y los bebés. Claro, que estas medidas son difíciles de adoptar en países en vías de desarrollo, la falta de personal especializado, de medios económicos, higiene y otras cuestiones, juegan en contra de los bebés que nacen antes de término. El secretario general de la ONU asegura que incluso sin contar con las instalaciones adecuadas, se podrían salvar a muchos bebés prematuros con una intervención eficaz cuyo coste sería relativamente económico, este mensaje se lanza en el Día Mundial de la Prematuridad, con el fin de lograr que se brinde una mejor atención a madres y bebés.

En la investigación realizada se han destacado los siguientes puntos:

De los 15 millones de bebés prematuros que nacen cada año, 13 millones tienen más posibilidades de sobrevivir al superar el primer mes de vida.
De los 185.000 recién nacidos prematuros afectados por retinopatía, unos 20.000 sufrieron discapacidades de diferentes rangos.

La mayoría de las muertes de recién nacidos se pueden prevenir, sin necesitar una terapia intensiva y con intervenciones de bajo coste, incluyendo los corticosteroides prenatales, los antibióticos, la presión positiva continua de las vías respiratorias, etc.

Aún queda mucho por hacer para evitar la exclusión de los niños con discapacidades, exclusión que comienza para muchos en los primeros días de vida.

La mayoría de los partos prematuros se dan en los países en vías de desarrollo localizados en el sur de Asia y en África sub-sahariana, hasta 2,2 millones de recién nacidos han muerto y más de 600.000 han tenido algún problema en el desarrollo.

Hay mucho más que decir, en el problema de la prematuridad es necesario que intervengan gobiernos, especialistas médicos, asociaciones y organizaciones, con ello se lograría evitar la alta tasa de muertes por nacimiento prematuro. Os recomendamos leer el estudio publicado en la Facultad de Higiene y Medicina Tropical de Londres, para conocer con más profundidad el problema.

Foto | Vivid Pixels

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...