Las primeras papillas del bebé

Entre los 4 y 6 meses de edad, el bebé ya está preparado para ir ingiriendo algunos alimentos sólidos, en forma progresiva.
Es para él una etapa de juegos y de aprendizaje, y para los papás todo un desafío conseguir que el bebé acepte estos nuevos alimentos.
La introducción de las papillas, tiene por objetivo cubrir las necesidades de vitaminas y fibras que el bebé va necesitando para su desarrollo.
No obstante, hasta los dos años, la base de su alimentación, seguira siendo la leche, si es materna, mucho mejor.
En este artículo aprenderás algunos consejos para que tu bebé acepte las primeras papillas y conocerás todo lo relacionado a su correcta nutrición.

La introducción de los alimentos sólidos en la dieta de nuestros bebés, es una de las partes más entretenidas y que mayores satisfacciones nos dan a los padres.

Bebé comiendo su papilla

Bebé comiendo su papilla

Pero no todo es color de rosa, ya que hay muchos papás que se angustian porque su bebé no acepta de buen agrado las papillas, que con tanto amor les preparamos.

Si bien es cierto que hay bebés más “comilones” que otros, y que de entrada, aceptan gustosos cuanto nuevos sabores le vayamos incorporando, también hay otros, que no quieren saber nada con incorporar sólidos a su dieta, rechazando algunos bebés, los alimentos que su doctor, nos ha sugerido que le vayamos dando.


Están también los que prefieren lo dulce a lo salado, y los que directa y literalmente escupen la cucharada casi completa de alimento.

La clave para que la hora de la comida no se torne en un calvario, y terminen todos llorando, pequeños y papás incluidos, es tomarse esta etapa con mucha calma, y ser insistentes en cuanto al ofrecimiento de nuevos sabores, y si lo escupe un día, volver a intentarlo al día siguiente.

Además recuerda que, la base de la alimentación de todo niño, hasta los 2 años, seguirá siendo la leche, por lo que los sólidos, deberán tomarse como un complemento.

No pretendamos que de entrada, el bebé, se coma un plato completo de papilla, ya que son muy pocos los que realmente lo harán. Piensa además que hasta ese momento, lo único que sabía hacer el pequeño era succionar, por lo que masticar e ingerir comida sólida, será para él, todo un aprendizaje y un desafío.

Según el criterio del pediatra y a la propia madurez y estado de salud del niño, los primeros alimentos sólidos, se irán incorporando entre los 4 y 6 meses de edad.

Primero serán las papillas de frutas, como la manzana y la banana, para luego pasar a las verduras y luego las carnes de todo tipo.

Bebé feliz saborando su papilla

Bebé feliz saborando su papilla

A la edad de 8 a 9 meses, podemos decir que el bebé ya está preparado para comer casi de todo, a excepción de los cítricos, tomate y frutillas, alimentos que se les dará recién a partir del año de edad, ya que si se los damos antes, le podríamos generar al bebé alergias alimentarias o predisposición a desarrollarlas más tarde.

La incorporación de los alimentos, debe hacerse en forma paulatina, para poder observar cualquier alergia que pueda producir en el bebé, y poder identificar cual alimento la ha originado.

Recuerda además, que es conveniente no agregarle sal a las comidas que le preparemos al bebé y por supuesto ningún condimento ni aditivos químicos.

¡Suerte papás, en esta linda nueva etapa de la crianza de tu niño!

Foto 1 de IvanMG

Foto 2 de Eugenia y Fabían

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...