Las madres que amamantan deben aumentar la ingesta de hierro y zinc

Un estudio demuestra que las madres que amamantan deben aumentar la ingesta de hierro y zinc, ya que la dieta que siguen está estrechamente relacionada con el contenido de estos minerales en la leche materna.

Calidad de la dieta aterna

Según los resultados de un estudio realizado por expertos de la Universidad Médica de Varsovia (Polonia), la leche materna tiene una mayor concentración de oligoelementos como el hierro y el zinc, si la dieta materna es rica en estos dos minerales. Según los autores, se trata del primer estudio en el que se analiza la correlación de la concentración de hierro y zinc de la leche materna con factores como la edad, el estado nutricional y la dieta.

En base a estos resultados lanzan una recomendación, que las madres que amamantan deben aumentar la ingesta de hierro y zinc, ya que son elementos que juegan un papel importante y esencial en muchos procesos fisiológicos, recordando que la deficiencia de uno de ellos o ambos, son un problema de salud pública durante la infancia y el embarazo, sobre todo en los países en vías de desarrollo, pero lo cierto es que también se pueden encontrar madres y niños que no toman suficiente hierro y zinc en países desarrollados.

Los investigadores comentan que los resultados muestran claramente que la dieta materna influye en el contenido de hierro y zinc de la leche, por eso es necesario consumir alimentos ricos en estos minerales. Una dieta rica en legumbres, verdura y carne incrementan la concentración de zinc, mientras que el pescado, las verduras, el marisco, las semillas y los frutos secos aumentan los niveles de hierro notablemente.

Recordemos que el hierro es parte de la hemoglobina y un componente estructural de una variedad de enzimas que son cruciales en los procesos metabólicos humanos, pero en el caso de los bebés, hay que decir que son particularmente susceptibles a la deficiencia de hierro debido al rápido crecimiento y desarrollo cerebral. El zinc juega un papel significativo, es catalizador en las seis clases de enzimas, es parte importante en la regulación de la expresión génica, la transducción de señales y la transmisión neuronal, su deficiencia en los bebés da lugar al retraso en el crecimiento y a sufrir una función inmunológica comprometida.

En la investigación participaron 32 madres sanas que amantaban en exclusiva a sus bebés, los expertos recogieron muestras de la leche materna a las 4 y 6 semanas tras el parto. Paralelamente se evaluaron las dietas actuales y habituales de las madres, para las actuales se pidió que realizaran un registro dietético durante los tres días previos a la recogida de la muestra de leche. Para las dietas habituales se utilizó un cuestionario en el que se debía indicar con qué frecuencia consumieron determinados alimentos durante los tres últimos meses previos a la recogida de las muestras de leche materna.

El estado nutricional de las madres se evaluó mediante el IMC (Índice de Masa Corporal) y el análisis de la composición corporal, las muestras de leche se tomaron un día antes del análisis de composición corporal y en el tercer día de los registros de las dietas. Los investigadores calcularon la ingesta diaria de leche por los bebés a través del peso, las concentraciones de hierro y zinc en la leche se determinaron mediante un espectrómetro de masas. Los resultados no dan lugar a dudas, la ingesta de hierro y zinc de la madre influye positivamente en la concentración de estos minerales en la leche materna.

Hay que decir que, si bien la suplementación con hierro puede inhibir la absorción de otros micronutrientes como, por ejemplo, el zinc, según los resultados del estudio el hierro no parecía influir en el nivel de zinc presente en la leche materna. En este último punto se pueden generar dudas, por lo que es fácil pensar que se realizarán nuevos estudios sobre el tema y con una muestra de madres más grande para ratificar los resultados.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Nutrients.

Foto | Felipe Fernandes Photography

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...