La lactancia materna favorece un nivel de colesterol más saludable en la adolescencia

Un estudio concluye que la lactancia materna en exclusiva durante los primeros meses de vida del bebé, favorece que cuando alcance la adolescencia tenga un nivel de colesterol más saludable.

Beneficios de la lactancia materna

Según los resultados de una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Hong Kong, la lactancia materna en exclusiva durante los primeros meses del bebé favorece un nivel de colesterol más saludable en la adolescencia.

Los pediatras recomiendan a las madres que proporcionen leche materna en exclusiva a sus bebés como mínimo seis meses, con ello se logra reforzar el sistema inmunitario, reducir el riesgo de infecciones, alergias, obesidad, diabetes, etc. Sin embargo, y a pesar de que se sabe que la leche materna tiene más colesterol que la leche de fórmula, se conoce poco acerca de cómo podría afectar a los bebés en un futuro, de ahí que se plantease este estudio.

En este trabajo, los investigadores analizaron los datos de 3.261 bebés nacidos en Hong Kong en el año 1997, realizando un seguimiento de la evolución de su salud hasta que cumplieron casi los 18 años. En general, un 7’5% de los bebés fueron amamantados en exclusiva durante los tres primeros meses de vida, un 40% fue alimentado con una combinación de leche materna y leche de fórmula, y un 52% tomó únicamente leche de fórmula. Merece la pena destacar lo reducida que estaba la tasa de lactancia en aquel entonces, ahora la tasa se ha elevado ligeramente, pero sigue siendo muy baja, en torno al 30%, como explicábamos recientemente aquí.

Los expertos observaron algunas diferencias, los bebés que fueron alimentados con leche materna en exclusiva tenían en la adolescencia un nivel de colesterol malo y colesterol total más bajo que los otros dos grupos, además, tenían niveles más bajos de triglicéridos o grasas en comparación con los bebés que sólo tomaron fórmula. Como ya hemos comentado anteriormente, la leche de fórmula se ha asociado en algunos estudios a un mayor riesgo de que los bebés sufran sobrepeso y obesidad en edad adulta, por lo que estos resultados no sorprenden.

El estudio no fue diseñado para demostrar causalidad, es decir, que la leche materna podría afectar directamente a los niveles de colesterol en la adolescencia, o por qué la lactancia exclusiva parece influir en los niveles de colesterol. De todos modos, los resultados se suman a la evidencia de que las exposiciones nutricionales tempranas, incluso en las primeras semanas o meses de vida, pueden modificar los llamados factores de riesgo cardiovascular, como es el caso de los niveles de colesterol.

Los expertos comentan que la leche materna tiene un alto contenido en colesterol, los bebés que son amamantados tienen mucho más colesterol en la sangre que los bebés alimentados con leche de fórmula. Sin embargo, esta exposición temprana al alto contenido de colesterol de la leche materna puede programar el metabolismo de las grasas, mejorando la capacidad del cuerpo para metabolizarlas a lo largo de la vida.

Los resultados de la investigación se suman a la larga lista de beneficios que proporciona la lactancia materna, no amamantar al bebé supone negarle todos esos beneficios que revertirán a lo largo de su vida. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este articulo publicado en la revista científica Pediatrics.

Foto | Nizar Najjar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...