¿La exposición a más calor por el cambio climático aumentará el riesgo de recién nacidos con cardiopatías congénitas?

Según los resultados preliminares de una investigación estadounidense, la exposición a más calor como resultado del cambio climático, podría aumentar el número de nacimientos de bebés con cardiopatías congénitas. Los expertos comentan que la exposición a elevadas temperaturas en las primeras semanas del embarazo se relaciona con un mayor riesgo de defectos congénitos del corazón.

Cambio climático y cardiopatías congenitas

Según los resultados preliminares de un estudio desarrollado por expertos de la Universidad de Albany (Estados Unidos), la exposición al calor por el cambio climático aumentará el riesgo de recién nacidos con cardiopatías congénitas. Los investigadores apuntan que a medida que avance el cambio climático y el calentamiento del planeta, las mujeres embarazadas tienen mayor riesgo de exponerse a temperaturas elevadas, lo que derivaría en un aumento de las probabilidades de dar a luz bebés con defectos cardíacos.

Hay que aclarar sobre todo que se trata de un estudio preliminar y que no está nada clara la relación entre el impacto del calentamiento del planeta en el incremento de las cardiopatías congénitas. Como base de este estudio existe un antecedente, una investigación preliminar concluyó que las mujeres embarazadas de pocas semanas que están expuestas al calor extremo, tenían más probabilidades de dar a luz un bebé con defectos cardíacos. En este sentido, los expertos comentan que el embarazo entre la tercera y octava semana es un periodo crítico para el desarrollo del corazón del futuro bebé.

Cierto es que los casos de defectos cardíacos congénitos aumentan año tras año, pero no necesariamente podría ser algo causado por el aumento de las temperaturas, pueden ser otros muchos factores que converjan con un periodo de más calor. En este nuevo estudio, los expertos estimaron el número de bebés que podrían nacer entre el año 2025 y 2035, por otro lado, se calculó el aumento medio de las temperaturas en diferentes regiones de Estados Unidos como consecuencia del calentamiento global, para ello se utilizaron los pronósticos de la NASA y del Instituto Goddard de Estudios Espaciales.

Según las conclusiones, las mujeres embarazadas del medio oeste tendrían un mayor riesgo de tener un bebé con una cardiopatía congénita, les seguirían las mujeres embarazadas de las regiones del sur y noreste del país. Los autores comentan que, aunque no se puede estar seguro de la relación, recomiendan que las mujeres eviten el exceso de calor durante las primeras semanas del embarazo, atendiendo a los resultados que se obtuvieron en el estudio preliminar antes citado.

Se trata de la primera vez en la que se ha aplicado un modelo predictivo del clima en la probabilidad del incremento de los defectos congénitos del corazón, pero es evidente que se necesitan nuevos estudios y resultados que puedan demostrar causalidad, lo que podría aportar una prueba más de las consecuencias negativas del cambio climático.

Podéis conocer todos los detalles de esta curiosa investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal de la American Heart Association.

Foto | Mohd Fazlin Mohd Effendy Ooi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...