Evita que a tu bebé le dé hipo con estos consejos

Aprende a actuar contra el hipo ya que puede traer consecuencias a tu bebé

Conoce qué es, porqué se produce y cómo prevenirlo

El cuidado de un bebé nunca resulta una tarea fácil, ya que requiere estar pendiente de muchísimos detalles, por mínimos que parezcan, ya que pueden ocasionar tragedias. Esta dificultad se hace mucho más evidente en los padres primerizos, ya que muchas veces la falta de experiencia les juega en contra y les hace cometer muchos errores.

Parte de los cuidados más importantes que todos los padres deben tener tiene que ver con evitar que a su bebé le dé hipo, ya que este puede generar bastantes consecuencias que a menudo no son tomadas en cuenta, ya que muchas veces se piensa que no representa algo demasiado grave. Resulta mucho más importante de lo que parece evitar que un bebé pase por esa incomodidad.

Es indispensable tener en cuenta que aunque el hipo generalmente dure sólo unos segundos, en ocasiones puede estar alertando de que existe una enfermedad que aún no ha sido diagnosticada. Además, existen varias contrariedades que se producen a partir del hipo, por lo que es indispensable evitarlo, sobre todo en los bebés que no pueden hacerlo por sí mismos.

Hoy en día, existe mucha información al alcance de todos gracias a la comunicación digital, como es el caso de este artículo en el que podrás observar información importante para que cuides a tu bebé de esta incomodidad.

¿Qué es exactamente el hipo?

Probablemente tengas bastante claro qué es el hipo, debido a que lo has experimentado muchas veces en tu vida. Sin embargo, nunca está de más una conceptualización clara, para saber de qué se trata y por ende cómo tratarlo de forma efectiva.

Un concepto sencillo de esta contrariedad, tiene que ver simplemente con los movimientos involuntarios del diafragma. Su repetición es regular, y no se considera grave sino hasta que su duración se extiende por demasiado tiempo. Produce respiración violenta e interrumpida.

Es importante resaltar que el hipo, cuando se considera grave debido a su larga duración, como se mencionó anteriormente, es cuando se tarda varias horas o incluso en los peores casos hasta meses, causando mayores grados de estrés, desesperación e insomnio que los que son de un tiempo mucho más limitado.

¿Cómo se produce el hipo?

Aunque sea algo tan común, en ocasiones hay quienes desconocen cuáles son las causas de que una persona sufra hipo, y si tú eres de esas personas que requieren la información, estás en el espacio correcto. Aunque en ocasiones no se sepa con exactitud lo que cause un ataque de hipo, hay varios factores que pueden producir esta contracción involuntaria.

Casi todas las causas del hipo tienen que ver con la alimentación. Por ejemplo, comer en exceso, tomar bebidas con demasiado gas y consumir alcohol, son de las principales causalidades para este problema. También es importante mencionar que el estrés u otros problemas emocionales similares también pueden ser traducidos en estas incómodas contracciones.

Consejos para prevenir el hipo en los niños

Es difícil prevenir en su totalidad el hipo en los bebés, pero existen varias opciones que aunque parezcan básicas son indispensables para que no se ocasione esta contrariedad, entre las principales sugerencias se encuentran las siguientes:

-No darle al bebé demasiada comida junta. Como se mencionó anteriormente, muchas veces el hipo se ocasiona cuando se come demasiado, por lo que se debe ser prudente al momento de alimentar a los niños, haciendo que coman poco a poco.

-Darle agua suficiente. Para evitar estas contracciones inesperadas, es importante que los bebés consuman la mayor cantidad de líquido posible, para que la comida no se quede atascada.

-Usar un chupete. Una técnica bastante empleada para combatir el hipo en los bebés es colocarles el chupete, ya que así pueden relajar el diafragma y prevenir o contrarrestar el hipo.

-Sentarlo erguido. Es recomendado por los profesionales de la salud, que después de cada comida, el bebé sea sentado con la espalda recta, para evitar la acumulación de gases y el hipo.

-Regular su alimentación. Parte de lo que sugieren los doctores en cuanto las comidas del bebé para evitar estas contracciones, es darles alimentos antes de tengan demasiada hambre. También se recomienda darles constantemente, pero en pequeñas cantidades.

-Frotar la espalda. Este consejo se debe seguir cuando ya el hipo está en curso, ya que realizar esta acción puede hacer que el bebé se relaje y pueda frenar su hipo.

-Dejar que eructe. Está comprobado que permitir dicha acción puede hacer que los niños frenen el hipo casi instantáneamente.

Consecuencias del hipo

Aunque generalmente el hipo no suele persistir durante mucho tiempo, cuando no se evita a tiempo puede traer contraindicaciones que son de cuidado. Una de las principales consecuencias del hipo, cuando no cesa es que puede causar altos grados de estrés, y además puede ocasionar problemas en cuanto a la respiración.

Añadido a esto, este problema puede irritar varios músculos internos, entre los que se encuentra el diafragma. Otro problema que puede ocasionar el hipo es interrumpir la conciliación del sueño, sobre todo en los bebés.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...