Es recomendable que las madres obesas alimenten a su bebé con lactancia materna en exclusiva

Una investigación muestra que es muy recomendable que las madres obesas alimenten a su bebé con lactancia materna en exclusiva, ya que se ha demostrado que engordan menos que los bebés alimentados con leche de fórmula y además tienen una circunferencia media del brazo menor que los bebés de madres con peso normal que se alimentan con leche materna.

Investigaciones sobre la lactancia materna

Hasta la fecha hemos conocido varios estudios que determinan que la obesidad de la madre es un factor de riesgo para que los hijos sufran obesidad, incluso hemos conocido investigaciones que explican cómo se transmite la obesidad de madres a hijos. Pues bien, hoy conocemos una investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Granada en la que se ha analizado el crecimiento de los bebés nacidos de madres con sobrepeso, obesidad, diabetes y peso normal durante los primeros 24 meses de vida.

Nos llama la atención una de las conclusiones obtenidas en este estudio, según los resultados, es recomendable que las madres obesas alimenten a su bebé con lactancia materna en exclusiva, ya que de este modo engorda menos que si se alimenta con leche de fórmula. Además se ha constatado que estos bebés de madres obesas alimentados con leche materna tienen la medida de la circunferencia media del brazo menor que los bebés nacidos de madres con peso normal que también han sido alimentados con lactancia materna.

En la investigación se analizó el crecimiento de un grupo de bebés nacidos de 175 mujeres con peso normal y con obesidad que habían participado en el proyecto PREOBE, del que podéis conocer aquí más detalles. Los bebés nacidos de madres obesas tienen un peso mayor que los bebés nacidos de madres con peso normal, esto es algo que provoca que estos bebés tengan un inicio de vida con una curva de peso más elevada, lo que aumentaría el riesgo de que desarrollaran obesidad en la niñez y en edad adulta.

Los bebés sometidos a estudio se dividieron en tres grupos, los que recibían lactancia materna en exclusiva, los que eran alimentados con leche de fórmula, y los que recibían una alimentación mixta durante los primeros seis meses de vida. Según los resultados obtenidos, los bebés de madres obesas alimentados exclusivamente con leche materna, a los seis meses tenían un peso más bajo que los alimentados con leche de fórmula. Para los investigadores, este resultado sugiere que la leche materna tiene un efecto protector frente al efecto negativo de la obesidad que tiene la madre en el bebé durante su desarrollo en el interior del útero materno.

Los expertos consideran que la leche materna tiene la capacidad de contribuir en la recuperación de los bebés que han sufrido alteraciones metabólicas durante la gestación a causa de la obesidad de la madre. Estos datos contrastan con otros estudios que hemos tratado en Pequelia, como por ejemplo la investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Carolina del Sur (Estados Unidos) en la que se concluía que la leche materna de las madres obesas podía contribuir en la obesidad de los niños.

Diversas investigaciones anteriores han considerado la lactancia materna como una herramienta importante para prevenir el riesgo de que los bebés sufran en un futuro obesidad, un ejemplo es el actual estudio que estamos tratando. Pero parece que existen excepciones como las que apuntan los expertos de la Universidad de Carolina del Sur, comentan que existen variaciones en los hidratos de carbono complejos presentes en la leche materna de las madres obesas, y que están asociadas a las variaciones en el desarrollo y riesgo de sufrir obesidad infantil. Nuestra pregunta sería si los investigadores de la Universidad de Granada han logrado identificar estas excepciones en la muestra estudiada.

Al margen de esto, según los resultados del estudio, la leche materna proporciona un efecto protector en los bebés de madres obesas hasta el punto de que tienen una circunferencia media del brazo más reducida que los bebés amamantados de madres con peso normal. Por tanto, la conclusión es bastante obvia, las madres obesas que quieran que su bebé esté bien alimentado y más protegido del riesgo de sufrir obesidad, deberían alimentarle con lactancia materna en exclusiva. El estudio, del que podéis conocer aquí más detalles, ofrece unos resultados que deben tenerse en cuenta por los médicos para recomendar especialmente a las madres obesas que proporcionen lactancia materna en exclusiva.

Foto | Valentina Yachichurova

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...