Elegir el nombre del bebé. Una difícil tarea

La elección del nombre para un niño es más delicado de lo que se cree. Será su identificación y es preciso seleccionar uno que no le genere inconvenientes en el futuro.

Consejos pata elegir el nombre del bebé

Recibir la noticia de un embarazo es, por lo general, uno de los acontecimientos más felices en la vida de una pareja. Los futuros padres, seguidos de los abuelos, tíos y demás familiares, celebran con entusiasmo y expresan sus deseos. ¡Que sea un embarazo feliz! ¡Ojalá sea niña! ¡Que se parezca al padre! son algunas de las frases que se oyen decir, pero lo más sonado es ¿Qué nombre tendrá el bebé?

Ante tal consulta, algunos dirán de manera inmediata: Se llamará como el padre (Carlos) o tendrá el nombre de la abuela (Amalia), pero hay muchos factores que inciden en la elección del nombre del bebé. Si la pareja vive en un lugar donde se estile llevar dos nombres, la madre posiblemente agregará el de su padre (Antonio), y la composición será perfecta (Carlos Antonio).

También hay parejas que unen o conjugan sus propios nombres para formar el de su hijo. La mayoría de las veces el resultado es complicado, nada agraciado y poco habitual, pero los padres se sienten felices porque para ellos es una especie de símbolo de su amor. ¿Que pensará el bebé?

¿Qué se evalúa al elegir el nombre del bebé?

Anteriormente, al nacer el niño se buscaba en el almanaque cuál nombre le correspondía según el santoral. Algunos tenían suerte porque les «tocaba» uno común y popular (Miguel, María, Juan…), pero otros no tanto (Asprenato). Sin embargo, debían ponérselo al bebé porque, según la tradición, no hacerlo era una ofensa para el santo.

Asimismo, los nombres bíblicos han sido y siguen siendo bastante elegidos. Al igual que los de personajes públicos, principalmente famosos deportistas, actores y cantantes. No dejan de avaluarse aquellos que se convierten en tendencia (Ainhoa, Marc..), y que son seleccionados para una gran cantidad de niños en distintos territorios, simplemente porque están de moda. ¿Será lo correcto?

El nombre del bebé es una trascendental decisión

Sea cual sea la razón para la selección del nombre del bebé, es necesario que los padres tengan presente que es una especie de «marca» que acompañará a sus hijos para toda la vida. Lo ideal es que ellos se sientan bien y orgullosos del nombre que lleven.

Pero ¿Cómo saber si le gustará o no? Lamentablemente es difícil de saber, pero sí es recomendable descartar nombres que puedan generar incomodidades o malos entendidos, o que se presten para burlas o maltratos. Empieza preguntándote si es un nombre que te gustaría para ti.

Conviene obviar aquellos que generen confusión de género, es decir que sean de varón pero parezcan de niña y viceversa. Aunque los niños suelen ser espontáneos y reírse de lo que oyen, los de mayor edad pueden practicar el bullying ocasionando daños significativos en la autoestima.

Los nombres muy complicados, largos, extranjeros, y difíciles de pronunciar o escribir, tampoco son los más convenientes.

Por otra parte, los psicólogos señalan la existencia de una estrecha relación entre el nombre y la personalidad. Esto implica que pudieran influir en el comportamiento y formas de interacción del niño.

Aunque no se crea, a veces el nombre marca la diferencia, así que conviene elegir con cuidado. En Internet encontrarás diferentes portales que presentan listas de ellos, con sus respectivos orígenes y significados. Es válido consultarlos y pasar gratos momentos buscando el posible nombre del bebé que está por nacer. Si quieres más consejos, pincha aquí.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...