El mundo del bebé es un gran negocio

Accesorios para bebés

El mundo del bebé es un gran negocio, no decae y cada año las empresas cuentan con nuevos clientes a pesar de que actualmente la tasa de natalidad ha descendido. Se trata de un nicho de negocio que mueve millones de euros, en el artículo de El Economista podemos leer que cada año se incorporan medio millón de clientes, son bebés recién nacidos que provocarán que los amigos y familiares de los padres adquieran todo tipo de objetos para regalar y celebrar el feliz acontecimiento del nacimiento. A todo esto hay que añadir el gasto que supone la crianza del bebé y la gran cantidad de artículos que serán necesarios para ello, es un negocio redondo.

Como en otros negocios donde las necesidades siempre estarán presentes, convirtiéndose en el principal motor de la actividad, el mundo de los complementos y accesorios para bebés siempre estará en marcha, así lo aseguran algunos expertos que viven de esta industria. Pero son los emprendedores y quienes logran ofrecer productos interesantes, y con una buena relación calidad/precio, los que pueden destacar y hacerse un hueco en este nicho de oportunidades. Para un bebé, y mejor dicho para padres, amigos, familiares, etc., siempre existirán necesidades, caprichos o simples deseos que culminarán en la adquisición de un artículo para él.

Pero la calidad es la prueba de fuego a superar, de ella depende el éxito o el fracaso de un producto, y la razón es simple, como padres somos muy exigentes con todo aquello que está destinado para los niños. De este ejemplo nos habla el fundador de la marca Ñoñoño, marca especializada en los productos textiles para los bebés, camisetas, bodys u otras prendas deben estar confeccionadas con tejidos de la máxima calidad, al igual que todos sus componentes, un estampado deficiente, un botón o corchete que se rompe, pueden ser detonantes y desatar una publicidad peligrosa, la del boca a boca, comentarios negativos que hacen caer las ventas y el prestigio de la marca.

El negocio del mundo del bebé es grande pero también es el más exigente y no sólo con los productos básicos o de primera necesidad, juguetes, juegos, complementos, accesorios, todo se engloba en el mismo saco de la calidad y si puede ser, con un buen precio. Cadenas o franquicias especializadas como Imaginarium corroboran que son los artículos para bebés recién nacidos los de mayores ventas, en el caso de los juguetes, además de la calidad, los padres buscan que diviertan, pero que a la vez sean educativos, y contribuyan al desarrollo de los niños.

En definitiva, los padres cada vez son más exigentes en los puntos mencionados y aquellas empresas que logren satisfacer esas exigencias lograrán triunfar. Con respecto a los emprendedores, recordemos que muchas empresas ahora conocidas internacionalmente se gestaron en un seno familiar, las crearon padres que diseñaron aquello que en el mercado no existía, y como era un producto para sus hijos no faltaba la calidad.

Foto | Marcel030NL

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...