El Dibujo como actividad simbólica en los niños

La expresión grafica infantil es una forma de actividad simbólica, en la cual se manifiesta la unidad intelectual – afectiva del niño. Evoca su vida interior. Sus primeras experiencias son producto de la fase preliminar en la que aprende a manipular cada material de expresión grafica.

La expresión gráfica infantil es una forma de actividad simbólica, en la cual se manifiesta la unidad intelectual – afectiva del niño. Evoca su vida interior. Sus primeras experiencias son producto de la fase preliminar en la que aprende a manipular cada material de expresión grafica.

La Evolución del dibujo en los niños comprende algunas etapas:

Etapa del garabato (de 2  a 3 años). El  niño traza una serie de líneas caprichosas, sin sentido y sin semejanza con objetos reales, hasta lograr la adaptación de la mano al instrumento. Pasa por las siguientes fases:

Garabato sin finalidad, emplea líneas cortas sin sentido ni dirección, es un lenguaje que  no tiene que ver con la representación objetiva de la naturaleza.

Garabato con sentido, da un nombre a cada uno de sus garabatos, puede decir que es su papá, mamá, etc.

Garabato imitativo, declara lo que va a realizar en su dibujo, aunque no tenga nada que ver con los trazos realizados.


Garabato localizado, descubre que sus líneas tienen semejanza con las cosas. Repite las líneas y sus trazos lo hace comunes hasta perfeccionarlos.

Etapa del monigote (alrededor de los 4 años). A partir de aquí se nota una clara evolución. Se representa con un círculo la cabeza de la persona, con dos puntos los ojos y con dos palos las piernas incluyendo los pies, después colocaran los brazos y el cuerpo.

Etapa del simbolismo Descriptivo. Conocida con el nombre de realismo intelectual  y de se desarrolla a la edad de 5 a 6 años donde el niño presenta una evolución grafica del monigote, realiza sus dibujos de frente y con todos sus elementos.

Etapa del Realismo Visual. El niño muestras interés por la naturaleza, por el paisaje, trata de resolver problemas de perspectiva, luz, sombra. Esta etapa se produce a  la edad de 9 a 11 años.

Etapa de la representación. Esto suele suceder a la edad de 11 a 14 años aquí se manifiesta el realismo visual.

Etapa de Despertamiento Artístico. Corresponde a la edad de 15 años, en esta última etapa llega un número reducido que se muestra tener aptitudes para el arte, tienen los niños una gran capacidad creadora.

Dentro de nuestra labor pedagógica debemos ir  incorporando diferentes actividades donde los niños tengan la oportunidad de expresar libremente su mundo interior. El dibujo es un gran medio para poder analizar las situaciones en las que vive. Muchas veces ellos no pueden expresar las penas, frustraciones, e incluso la alegría. Así mismo  vinculado al dibujo esta el tema sobre los colores y sobre el trazo mismo del dibujo, mediante los colores podemos  darnos cuenta de  cómo están anímicamente nuestros niños, si colorean con tonos oscuros podremos deducir que algo está pasando con él puede estar sintiendo miedo, frustraciones e inseguridad. No debemos perder de vista que hay una etapa que es alrededor de los 2 y 3 años donde los niños prefieren el uso de un solo color…su color preferido, esto no es ningún problema es parte de su desarrollo, debemos de tener cuidado cuando luego de haberle mostrado  y que él mismo a descubierto la variedad de los colores, persista en el uso de un solo color y más aún  un tono oscuro. Pero si los niños pintan con colores claros podremos deducir que son niños seguros, estables. Al ver los trazos podemos también ver si nuestros pequeños tienen alguna dificultad  motriz, algunos aún no han alcanzado una madurez  en la coordinación motora fina, en la coordinación óculo manual, lo que dificulta su trazo, haciéndolo más grueso y  toscos.

Otro tema realmente importante son los materiales que deben utilizar los niños y niñas, es muy recomendable que para los niños menores de 3 años  interactúen con material que tenga un tamaño grande, por ejemplo no pretendamos que los niños y niñas dibujen o pinten en hojas cuyo tamaño es A4, ellos deben utilizar un tamaño grande como el papelote o en lo mejor de los casos un mural, esto le permite al niño poder tener una mayor control  y dominio de su espacio en relación con su coordinación motriz. Así mismo es recomendable darles pinceles muy gruesos o en todo caso  brochas, con recipientes grandes y anchos que tengan colores variados y bien definidos. Para los niños de 4 años debemos emplear hojas medianas, como la mitad de un papelote y al igual con material variado, pero incrementarle  plumones, y  crayolas ya que el niño y niña tiene más dominio de su cuerpo. Ya el niño mayor de 4 años ya podemos darle un material más pequeño pero sin limitarlos a que tenga algunas experiencias con los otros tipos de materiales, como el lápiz, plumones delgados que le permitan delinear, etc., pero como ya estamos trabajando con niños que se inician en el aprendizaje de la lecto-escritura y debemos  hacer que este espacio se convierta en un medio para la adquisición de esta gran etapa.

Otros materiales que debemos considerar son las tizas de colores, cepillos de dientes, esponjas, deferentes telas, arena, etc. Esto permitirá al niño a que pueda ir trabajando con diferentes materiales que despiertan el interés en ellos y los motiva a ir experimentando con las diferentes partes de su cuerpo sobre el mundo maravilloso del dibujo. Es recomendable que  no le  demos modelos para que ellos copien, pues estamos  obstaculizando su creatividad. Luego es recomendable que los niños analicen, opinen sobre sus dibujos y el de su compañero, para incentivar en ellos un espíritu crítico, analítico.

El realizar este tema en el aula es romper el tabú  de……el desorden, el caos, lo que se ensucian los niños, etc. Es realmente difícil poder controlar las emociones de los niños y niñas ya que el tenerlos sentados realizando diferentes tareas, estresa a los pequeños y cuando tienen estos espacios de libertad, obviamente es difícil poder controlarlos; sin embargo este aparente descontrol es bueno y los va educando poco a poco, mediante reglas o normas de convivencia en estos espacios, y es mejor que estas normas sean propuestas por los propios niños. Somos los maestros los encargados de hacer posibles estos espacios y romper estos mitos y tabú para poder educar al Padre de Familia ya que él es quien ayuda y apoya la labor educativa.

Imágenes:

Imagen1: Cortesía de flickr por Bibloeduca2008

Imagen2: Cortesía de flickr por Ivice

Imagen3: Cortesía de «Vlom diseños y muebles».

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...