El desarrollo de la visión en los bebés III

ojo-3

Como ya hemos mencionado, los bebés transitan una serie de determinadas etapas de crecimiento que le permitirán ir desarrollando lenta pero significativamente su capacidad de visión, hasta lograr alcanzar el proceso visual completo.

En los primeros meses de vida, el desarrollo de la capacidad de visión es un tanto lento, pero a partir de que el niño ha llegado aproximadamente a los seis meses esta habilidad comienza a profundizarse cada vez más, incorporando no sólo la posibilidad de poder ver objetos, rostros, imágenes y demás, sino también lograr reconocerlos.

Asimismo, a partir de los seis meses de vida, el niño comienza a ser capaz de empezar a reconocer las distintas partes de su cuerpo, y lentamente incorporar una visión tridimensional del mundo que lo rodea, un aspecto fundamental para el posterior desarrollo psicomotor.

A continuación te acercamos una serie de pautas que te indican cómo se suceden los períodos de desarrollo de la visión del bebé a partir de los siete meses de vida.

Entre los siete y los doce meses

En este momento el niño ya ha logrado desarrollar en gran medida su visión, por lo que comienza a incorporar otras habilidades relacionadas con sus ojos.

A partir de los siete meses de vida, el bebé es capaz de observar fijamente los objetos más pequeños, además de poder mirar y seguir a aquellos elementos que se desplazan de forma rápida, sin perder la atención sobre el objeto.

Por otra parte, el pequeño ya ha comenzado a incorporar la percepción de la profundidad de los espacios, y a partir de este momento le gustará mucho jugar al escondite con sus padres.

Desde los doce meses

A partir del primer año de vida, la capacidad visual aumenta radicalmente con el paso de los días, incorporando habilidades psicológicas y físicas en el desarrollo de su visión, siempre y cuando no se sufra algún tipo de anomalía en los ojos.

A continuación, te listamos los cambios más importantes que se producen a partir de los doce meses de vida en los niños:

Hasta los 18 meses

  • El bebé es capaz de colocar formas en los agujeros correctos.
    Comienza su interés por las ilustraciones.
    Reconoce objetos familiares e ilustraciones en libros.
    Es capaz de señalar objetos ante la pregunta «¿Dónde está?»
    Señala y gesticula para pedir objetos o acciones que espera de los adultos.
    Puede reconocer su propio rostro en un espejo.

Hasta los 24 meses

  • El bebé es capaz de enfocar los objetos desde cerca y desde lejos.
    Comienza a hacer garabatos con lápices, e incluso puede llegar a imitar dibujos de línea recta o circulares.
    Ya es capaz de señalar partes del cuerpo.

Hasta los 38 meses

  • Es capaz de dibujar copiando formas.
    Se encuentra en una etapa donde su visión ya está cercana a 20/20.
    Puede identificar claramente los colores e indicarlos por sus nombres.

Hasta los 6 años

  • En la mayoría de los casos reconocen y recitan el alfabeto, lo que hace que se encuentre en una etapa ideal para comenzar con el aprendizaje de la lectura.
    Ha logrado la percepción completa de la profundidad.

Si el desarrollo de tu bebé se aproxima a estas pautas de proceso, es porque su visión se encuentra en perfecto estado. Por el contrario, si no se cumplen, posiblemente te encuentres frente a que tu niño padezca algún trastorno visual. Al respecto, puedes encontrar información sobre el tema en el artículo titulado «Problemas visuales frecuentes en los bebés».

Vía | Health System
Foto | Imelda

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...