El cumpleaños del pequeño de la casa

Los cumpleaños hacen que muchas veces tengamos dudas a la hora de elegir el regalo más adecuado para los pequeños de la casa

Uno de los días más importantes en la vida de los niños son los cumpleaños. Esas jornadas que se viven con ilusión desde semanas antes, días de grandes emociones y nervios. Que cuidemos los detalles en estos momentos es muy importante para que todo salga genial.

Una de las partes más esenciales en la vida de nuestros hijos es la familia. Inculcar desde pequeñitos el sentimiento de pertenencia y el amor que sentimos hacia ellos es un punto importantísimo, y en este día más. El gesto de acordarnos de su cumpleaños hace que se sienta especial. Que sea felicitado por sus padres, hermanos, abuelos, tíos y primos hará notar que es un ser querido. Un toque de atención a los familiares olvidadizos hará que el pequeño sea feliz todo el día.

Pero posiblemente donde los más pequeños se sientan el centro del universo es en el colegio. Sobre todo en Educación Infantil, donde el resto de los compañeros les homenajean y suelen cantar el cumpleaños feliz o incluso ponerles una corona que les señale como cumpleañero. Dependiendo los colegios y la política del centro, podemos invitar al resto de compañeros a alguna golosina o piruleta, para que la celebración se alargue un poco más. Es un momento muy especial para nuestros hijos.

Uno de los puntos que puede ser difícil de sobrellevar es el de los regalos. ¿Qué regalarle por su cumpleaños? Y es que entre el cumpleaños, los regalos por Navidad y otros obsequios, nuestros hijos tienen más juguetes que tiempo con el que poder jugar. El juguete ideal es aquel que enlace las aficiones de nuestro hijo con su edad. Algo tan sencillo como un balón puede ser el regalo perfecto si estamos ante un amante de los deportes. Y es que el precio del regalo no tiene por qué ser sinónimo de acierto seguro.

Otro punto que puede llegar a ser peliagudo es el de la celebración del cumpleaños. Una reunión en nuestro hogar puede ser ideal si se trata de convocar a la familia más cercana, en la que los niños se sientan arropados y queridos. También para reunir a los compañeros de clase con los que nuestros hijos jueguen y se diviertan. Nadie se resiste a una fiesta temática o a una divertida merienda.

Pero no todo el mundo dispone de una casa adecuada para realizar una fiesta de cumpleaños, por lo que hay que pensar alternativas. Podemos pensar organizar una reunión en la que un mago lleve la animación del evento. Son muchos los locales que ofrecen este tipo de servicios, como también hinchables o chiquipark en tu ciudad. Además, de esta manera se pueden crear dos ambientes distintos, el de los niños jugando y el de sus acompañantes.

Son muchos los detalles en los que poner atención para que el cumpleaños sea especial, pero con el cariño y la dedicación que seguro ponemos, el día será estupendo y nuestros hijos lo disfrutarán al máximo. Y nosotros más viendo su felicidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...